Chile

La obra, que transformará a la mina en una operación a gran escala, fue retirada a mitad de 2012 del sistema de evaluación ambiental. La firma comprometió para el segundo trimestre su reingreso, mientras negocia con sus socios el financiamiento.

Viernes 08 de Febrero de 2013.- Tras Codelco, el segundo plan de inversiones más ambicioso a desarrollar en la minería chilena no lo tiene BHP Billiton, ni siquiera el grupo Luksic: pertenece a la minera canadiense Teck.

Pero el programa (que consta de dos proyectos: la ampliación de Quebrada Blanca, denominado QB Fase II, y el proyecto greenfield Relincho) no ha estado exento de inconvenientes.

Sin embargo, 2013 debería ser un año de avances. La minera confirmó que ingresará durante el segundo trimestre el estudio de impacto ambiental (EIA) de Quebrada Blanca Fase II, que fue retirado del sistema en julio de 2012, según conocedores del sector, para blindar el proyecto del convenio 169 de la OIT, que podría, eventualmente, poner barreras en su tramitación.

El proyecto, que tendrá un costo de US$5.600 millones y que utilizará agua de mar para sus procesos, no sólo incorpora a Teck, sino que también a otros dos socios: el primero de ellos es la estatal Enami, que posee el 10% y a la que, de acuerdo con los contratos que regulan la relación entre los socios, no le corresponde colocar recursos.

La otra socia es Inversiones Mineras, del grupo Hurtado Vicuña (13,5%), que a mediados 2012 inició un proceso de venta de su participación.

Precisamente, Teck informó que está negociando la fórmula de financiamiento entre los tres socios, tal como lo confirmó en una conferencia con inversionistas el CEO de la compañía, Don Lindsay, quien además agregó que están en la búsqueda de un socio financista que ayude a poner en marcha este proyecto.

“Se están manteniendo conversaciones con los otros accionistas de Quebrada Blanca sobre las opciones de financiamiento para el proyecto hipógeno (...) y, posiblemente, traer a un socio para el financiamiento”, dijo el directivo de Teck, la que además mantiene el 90% de la mina Carmen de Andacollo.

Quebrada Blanca Fase II más que duplicará la producción de la mina, alcanzando un ritmo de hasta 250 mil toneladas de producción de cobre al año. Es vecina de Collahuasi (perteneciente a Xstrata y Anglo American) y se encuentra a una altura de 4.400 metros sobre el nivel del mar y a 240 kilómetros al este de Iquique.

Lindsay ratificó que se trabaja en la puesta al día del estudio de impacto ambiental y que debería haber novedades antes de junio.

“Se sigue trabajando en la actualización de la Evaluación Social de Impacto Ambiental (SEIA) del proyecto. Actualmente, esperamos volver a presentar el SEIA a finales del segundo trimestre de 2013”, dijo el directivo.

Agregó que la empresa ya está emitiendo algunas órdenes de compra de los equipos críticos, algo habitual en los grandes proyectos dados los extensos plazos de entrega por parte de los proveedores.

Relincho, con distintas opciones de suministro eléctrico
A mediados de año, las mineras con proyectos en la Región de Atacama manifestaron su preocupación por el suministro eléctrico para sus iniciativas, tras la caída de Castilla, el rechazo a Punta Alcalde y la ausencia de otras obras.

Pero la decisión del Consejo de Ministros de revertir la negativa a Punta Alcalde (Endesa, 740 MW), sumado a los planes de importar GNL directamente a la región y de construir una línea que interconecte Atacama con el SING, revirtieron ese diagnóstico pesimista.

En la Tercera Región, Teck posee el proyecto Relincho, ubicado 50 kilómetros al este de Vallenar. De acuerdo con lo conversado ayer en el conference call de la empresa, se están evaluando opciones para poder abastecer de energía a la iniciativa.

Además, se está estudiando una solución portuaria, pues Teck tenía conversaciones preliminares para utilizar el puerto de Castilla.

La norteamericana espera finalizar el estudio de factibilidad de Relincho el cuarto trimestre de 2013.

Pulso

Portal Minero
Your Rating: Results: PatheticBadOKGoodOutstanding! 10 rates