Versions Compared

Key

  • This line was added.
  • This line was removed.
  • Formatting was changed.

...

Los futuros requerimientos de agua por parte de la industria minera, pondrán a prueba la creatividad en lo que se refiere al uso responsable del recurso hídrico. En este sentido, el ministro de Minería, Baldo Prokurica, subraya que “la minería es la industria que más ha hecho, a efectos de ayudar al tema del buen uso del agua”.

mundial-agua-dia-prokurica-baldoImage Removedmundial-agua-dia-prokurica-baldoImage Added

Viernes 22 de Marzo de 2019.- En el planeta más del 97% del agua es salada. Del restante 3% que corresponde a agua  dulce, dos tercios están retenidos en glaciares y capas de hielo polar. De lo que queda, la mayor parte se encuentra en el suelo o en acuíferos subterráneos, dejando para el consumo de todos los seres vivo un porcentaje mínimo.

En este contexto, la crisis hídrica existente en el mundo actualmente es una realidad y distintas organizaciones buscan a diario métodos para lograr que la población entienda y tome conciencia que debemos cuidar el vital elemento.

Por tal motivo, cada 22 de marzo se conmemora el “Día Mundial del Agua”, iniciativa impulsada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), entidad que desde el año 2010 reconoce que “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida”.

En la actualidad, una de cada diez personas en el planeta, lo que equivale a casi 800 millones, no tiene acceso a fuentes seguras.

La problemática del agua es de tal magnitud que el Foro Económico Mundial y otras instituciones calculan que para 2030 habrá una demanda 40% más alta, que el planeta no podrá suministrar, afectando la agricultura, energía y minería, entre otras áreas, lo que traería consigo el aumento en el costo de vida de las personas.

Consumo de agua en minería

“La estadística de consumo de agua en la gran minería muestra que los consumos unitarios en concentración de mineral ha disminuido en más de un 20% en los últimos 8 años (de 0,69 a 0,50 m3/ton de mineral), esto implica que más del 70% del consumo de agua en el proceso sea recirculada, y no agua fresca”, sostiene Patricio Martiz, gerente general de Iteck.

En este escenario, hay un factor que juega en contra, debido a que producto de la mineralogía los yacimientos se han ido convirtiendo desde procesos de lixiviación de cobre a productoras de concentrados, donde el uso de agua puede multiplicarse entre 3 y 5 veces, para la misma producción.

Martiz añade que “aún quedan importantes esfuerzos por hacer, en especial para seguir recuperando agua desde las plantas y tranques de relaves, perder menos agua en evaporación, evitar las filtraciones, recuperar el agua de filtros en los puertos para reimpulsarlas hacia la mina; en definitiva, hacer cada vez un ciclo más cerrado y recircular más veces el agua”.

Para el director de Minería de Suez Medioambiente Chile, Francisco Ovalle “el desafío es buscar fuentes de aguas nuevas y buscar como cómo perfecciono mis procesos en cuanto a mejorar el stock de recursos hídricos dentro de una faena minera”.

En otra área, un adecuado control de polvo en una faena minera es una buena oportunidad de ahorro e  inversión en materia de sostenibilidad, salud y seguridad.

“Todo lo que se ahorre en agua en las áreas de correas transportadoras, chancadores, superficie de relaves, caminos de producción y frentes de carguío, es un beneficio para lograr garantizar agua en planta y su proceso”, explica Ramón Rada, gerente general de Dust a Side Chile.

Proyección de consumo de agua en la minería del cobre

Los futuros requerimientos de agua y energía por parte de la industria minera, pondrán a prueba la creatividad en lo que se refiere al uso responsable de los recursos.

Respecto a estos desafíos presentes y futuros, el gobierno está trabajando a través de una mesa multisectorial en fomentar el uso eficiente del territorio, potenciando la utilización de infraestructura compartida en puertos y desaladoras.

Un buen parámetro para saber lo que se viene para los próximos años en esta materia lo grafica el estudio sobre “Proyección de Consumo de Agua y Energía Eléctrica de la Gran Minería del Cobre 2018-2029” elaborado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), el cual proyecta que el consumo de agua de mar será cada vez mayor, llegando a 10,82 metros cúbicos por segundo al año 2029, lo que representa un aumento del 230% respecto al valor esperado para el 2018. “Con esto el 43% del agua total requerida en la industria minera del cobre vendrá de agua de mar, pues son cada vez más las mineras que se suman a la construcción de sus propias plantas desaladoras o agua de mar directa para enfrentar la escasez de este recurso”, detalla la analista de Cochilco, Camila Montes.

El Vicepresidente Ejecutivo subrogante de Cochilco, Manuel José Fernández, destacó que “uno de los principales desafíos de las empresas mineras es asegurar el suministro sustentable de agua y energía y que estos estudios contribuyen con ello”.

Proyectos de desalinización

El ministro de Minería, Baldo Prokurica, señaló hace algunos días que “la minería es la industria que más ha hecho, a efectos de ayudar al tema del buen uso del agua”.

Esta afirmación realizada por el secretario de Estado queda en evidencia, ya que desde hace algunos años la industria minera inició la búsqueda de innovaciones tecnológicas que vayan en la dirección de mejorar la gestión en el uso del agua, donde las plantas desaladoras han tomado la delantera como uno de las grandes fuentes encargadas de proporcionar agua a las faenas mineras y a las comunidades cercanas.

“Claramente el agua desalada es la solución más viable técnica y económicamente hoy en día”, asegura el representante de Suez, Francisco Ovalle.

Esto se hace aún más latente con el anuncio realizado por la Dirección General de Agua (DGA) de aumentar el número de zonas de prohibición de extracción del recurso hídrico 30 a 70 durante 2019 en todo el territorio nacional, lo que impactará en el otorgamiento de nuevas concesiones en los sectores identificados.

Por este motivo, los nuevos proyectos de plantas desaladoras toman un rol preponderante en este momento.

Una de estas iniciativas es la expansión de Los Pelambres de Antofagasta Minerals por un monto de US$ 500 millones, donde se espera su puesta en marcha para el segundo semestre de 2021. Misma periodo que se espera para el proyecto de Spence por US$ 800 millones y de Quebrada Blanca Fase 2.

Por su parte, NuevaUnión, el gran proyecto minero de Teck y Goldcorp, contempla el uso de agua desalinizada en sus operaciones, aunque sus ejecutivos han aclarado que aún no tienen una decisión de donde obtendrán el recurso hídrico.

En este escenario, “manejamos dos alternativas: construir una planta desalinizadora o comprar agua desalinizada a un tercero”, precisó el director de Proyecto de NuevaUnión, Mike Hubbard.

Por su parte, desde Codelco no han entregado una fecha estimada para la inauguración de la planta desalinizadora de Radomiro Tomic.



...