Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Colombia

El gerente de la minera Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, afirmó que están enfrentando un complejo escenario debido a la caída de los precios internacionales de las materias primas.

Martes 06 de Octubre de 2015.- El gerente de la minera colombiana Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, afirmó que la compañía está enfrentando un complejo escenario en relación a los precios internacionales de las materias primas. Según la firma hace ocho o diez años se cotizaban entre USD 25.000 y USD 28.000 la tonelada y actualmente están por debajo de USD 10.000.

Según el ejecutivo de la única mina de níquel de Colombia, este panorama afecta las finanzas de la minera “pero no sólo eso, el tenor de níquel: en el pasado teníamos uno de 3% y ahora está alrededor del 1,5 %. Lo que pasa con nuestras finanzas no es sólo producto de la caída de las materias primas, sino también del tenor y de los altos precios de la energía”, afirmó en entrevista con El Espectador.

Por tal motivo Gaviria considera que la producción para 2015 no superará las 37.000 toneladas “y nos vamos a mantener un par de años ahí”, agregó que “con la entrada al área de La Esmeralda vamos a tener un respiro hasta llegar a producir entre 40 mil y 42 mil toneladas al año, pero después, en 2022, vamos a estar alrededor de 32 mil toneladas al año. Estamos preparando a la organización para hacer sostenible a Cerro Matoso con esos niveles de producción”.

Al ser consultado por las pérdidas que se podrían ocasionar en la compañía debido a la caída en la producción y al desplome de los precios, el gerente detalló que “en el año fiscal 2016, que es el que comienza el 30 de junio de 2015 y finaliza en el mismo mes de 2016, con una producción de 37 mil toneladas y los precios actuales, la pérdida va a ser de USD 70 millones”, agregó a El Espectador.

Conflicto con la ANM

Respecto al conflicto con la Agencia Nacional de Minería de Colombia (ANM) por un supuesto mal cálculo en el pago de regalías, que significaría un desembolso de cerca de USD 13.000 millones (40.000 millones de pesos colombianos) explicó que la empresa “no se va a quedar cruzada de brazos”.

“Estamos en unas discusiones importantes, porque la ANM tomó la decisión para calcular las regalías de una manera diferente y que no se ajusta con la realidad. Nosotros no vendemos níquel puro sino ferroníquel y la ANM asumió que hacíamos lo primero. Cuando se vende níquel puro uno recibe el precio de Londres y se le da un Premium. Nosotros, en cambio, recibimos el precio de referencia pero con un descuento que es del 10 %”, agregó a El Espectador.

Gaviria añadió que la ANM “asume que nosotros vendemos el níquel en Estados Unidos, pero nuestro mercado es China. Las regalías se calculan con el precio del níquel en boca de mina. Además, nos están cobrando esto de manera retroactiva a unas concesiones que ya caducaron y la ANM no está facultada para hacerlo”.

Sobre las críticas que ha recibido la minera por la falta de participación laboral de las comunidades indígenas de la zona en la operación, el gerente señaló que “la forma como manejamos el relacionamiento con las comunidades y los grupos de interés, ahora es más abierto, mucho más amplio y espontáneo.

“Con las comunidades vecinas tenemos alrededor de 150 personas trabajando directa o indirectamente con nuestra operación y esto es un logro. Estamos becando a muchachos de la región e incluimos también a los de zonas alejadas de los cascos urbanos”, aseguró.

Portal Minero