Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El centro de estudio aseveró que la estatal no debería tener privilegios especiales por sobre otras empresas del rubro puesto que debe cumplir con las mismas exigencias ambientales y podría enfrentar la oposición de las comunidades.

Jueves 28 de Mayo de 2015.- El ingreso de la Empresa Nacional de Petróleo (Enap) al negocio eléctrico no se justificaría y podría inhibir la participación de empresas privadas en el desarrollo de proyectos del sector, afirmó en un estudio el centro Libertad y Desarrollo (LyD).

El documento de LyD se refiere a un proyecto de ley que está en el Congreso y que permite a Enap ampliar su actividad hacia la generación de energía y participar en proyectos de generación. Según el texto que divulgó Diario Financiero, de aprobarse la participación de la estatal en esta actividad,  podría afectar la “neutralidad” tecnológica con la que opera el sector actualmente.

"La propuesta de ampliación del giro de Enap a la producción, transmisión y comercialización de energía eléctrica no aparece justificada en el proyecto de ley y (...) resulta más bien inconveniente", señaló LyD.

A juicio del centro de estudios, entre los inconvenientes también está el que la estatal no cuenta con experiencia en ese sector ni tampoco con ventajas competitivas, y que la única central de cogeneración que posee es operada por su socio.

Además opinó que Enap no debería tener privilegios especiales por sobre otras empresas del rubro, ya que debe cumplir con las mismas exigencias ambientales y podría enfrentar la oposición de las comunidades, y que esto podría inhibir a las empresas privadas de desarrollar nuevos proyectos.

"Puede ocurrir que ante la incursión de Enap gestando y promoviendo proyectos bajo el esquema de participación minoritaria, se desincentive el desarrollo de proyectos 100% privados, pues los inversionistas pueden percibir que competirán con desventaja", dijo LyD.

Otro inconveniente detectado por el centro de estudios pasa por  el "serio riesgo" de que por presiones de los sindicatos se termine con una empresa 100% pública, en vez de una donde la participación del Estado sea minoritaria y anticipa un nulo impacto competitivo.

"La participación de Enap no aumentaría la competencia, como algunos han pretendido (...) tampoco se advierten razones para que su incursión en este negocio tenga un efecto sobre los precios", destacó.

El estudio destacó que la estatal no cuenta con un gobierno corporativo que permita reducir el riesgo de una gestión inadecuada.

En Enap han señalado que su entrada al negocio eléctrico no implicaría un incremento en su plan de inversiones, otra preocupación de LyD, pues el posible socio debe hacerse cargo de la construcción, desarrollo, operación y financiamiento de un posible proyecto de generación.

Portal Minero