Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Rosario Patiño, representante del Ministerio de Energía y Minas de Perú en la junta de acreedores, fue designada como presidenta hasta el cierre definitivo del proceso en febrero.

mem-doe-run-acreedores

Miércoles 23 de Septiembre de 2015.- La Junta de Acreedores de Doe Run Perú  eligió nuevos presidente y vicepresidente, tras la renuncia de los representantes de las empresas Volcan y Fima; que ocupaban esos cargos. Rosario Patiño, representante del Ministerio de Energía y Minas de Perú (MEM), encabezará la mesa hasta el cierre definitivo del proceso de liquidación de activos, que fue reprogarmado para febrero próximo.

Luis Castillo, representante de los acreedores laborales, secundará a Patiño como vicepresidente; en una definición que fue adoptada con la unanimidad de los asistentes; consigna diario Gestión.

Patiño subrayó que el MEM participa en esta junta como un acreedor más y que se hace cargo de la presidencia solo ante la votación unánime de los demás integrantes que asistieron, y en vista de que no hubo otros actores que aceptaran asumir esta responsabilidad, agrega la publicación.

Señaló además que, a su juicio, es importante mantener un proceso que tome en cuenta los intereses de los acreedores en la totalidad de las circunstancias, incluyendo la posibilidad de lograr que la operación de La Oroya salga adelante cumpliendo las normas legales, y que los trabajadores puedan recobrar sus puestos de trabajo. Junto a La Oroya se pretende liquidar la mina Cobriza.

A mediados de agosto, los trabajadores de ambas operaciones iniciaron fuertes manifestaciones, ante la posibilidad de que se decretara su cierre. Todo ello a raíz del fallido proceso de licitación internacional de los activos de Doe Run, que se decalaró desierta luego de que ninguno de los potenciales postores entregara los antecedentes requeridos.

En este sentido, el nuevo vicepresidente dijo que los trabajadores son los más interesados de que este proceso termine de buena forma. “Creemos que el trabajo que venimos desarrollando tiene que terminar en un proceso como el que estamos pensando y obviamente los trabajadores, la población de La Oroya y el Perú podrán agradecerles”, sostuvo Castillo.

Durante la última junta, en todo caso, la saliente administradora del proceso, Profit -que renunció a esta responsabilidad hace algunas semanas- presentó un informe en el que se concluye que la refinería no podrá ser vendida en el corto plazo; señala Gestión. Esto debido a que la empresa no implementó el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental, ni ejecutó las inversiones necesarias.

En la reunión la junta formalizó también la mencionada extensión de la vigencia del proceso (febrero), además de una adenda referida a temas laborales, agrega la información. Finalmente, se definió que el próximo lunes 28 de septiembre y el jueves 1 de octubre se llevarán a cabo nuevas reuniones, en las que se debería definir un nuevo liquidador para reemplazar a Profit.

Portal Minero