Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

Quiborax demandó a Bolivia en 2006, ante CIADI, dos años después de que el gobierno de Carlos Mesa (2003-2005) anuló sus concesiones para explotar ulexita en el salar andino de Uyuni

Miércoles 23 de Septiembre de 2015.- El procurador general de Bolivia, Héctor Arce, informó que Bolivia pidió al tribunal arbitral del Banco Mundial, CIADI, la anulación de un fallo a favor de la empresa chilena Quiborax, que reclamó por la reversión de sus concesiones mineras en el país en 2004.

La solicitud fue presentada por una delegación encabezada por el subprocurador de Defensa y Representación Legal, Pablo Menacho Diederich, tras un extenso trabajo de análisis que se realizó por parte del equipo jurídico en la ciudad de La Paz, así como del equipo en Washington, Estados Unidos, dijo la entidad mediante un comunicado.

“La determinación se asume tras evidenciarse que el laudo contiene gravísimas violaciones a las normas de procedimiento y que además fue dictado con exceso y extralimitación de facultades, en perjuicio de Bolivia”, dijo Procuraduría general de Bolivia
Asimismo, explicó que de acuerdo con el procedimiento de este centro internacional, ahora lo que corresponde es la formación de un nuevo tribunal de anulación, para que se conozca la petición boliviana, y después de los trámites correspondientes, que puede durar varios años, se declare la nulidad del laudo.

En la oportunidad, Arce aseguró que Bolivia es “respetuosa de los acuerdos internacionales” enmarcados en el Estado de derecho y una institucionalidad reconocida en todo el mundo, prueba de ello es que se llegó a una decena de arreglos con empresas extranjeras tras el proceso de nacionalización, y el país no tiene a la fecha ningún proceso que le genere una situación conflictiva.

Quiborax demandó a Bolivia en 2006, ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, dos años después de que el gobierno del presidente Carlos Mesa (2003-2005) anuló sus concesiones para explotar ulexita en el salar andino de Uyuni (sudoeste), el desierto salino más grande del mundo y una de las principales reservas de litio.

Bolivia justificó su decisión porque, según sus autoridades, existían incompatibilidades entre las declaraciones de explotación, válidas para el pago de tributos y regalías, y las de las exportaciones de la firma chilena.

La compañía suspendió el proceso en 2008, al iniciar una negociación con el gobierno de Evo Morales pero, ante la falta de entendimiento, entonces reinició la acción legal ante el CIADI en 2009.

Portal Minero