Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La propuesta del Comité Consultivo de Energía 2050, instancia impulsada por el ministerio del ramo; plantea avanzar hacia una concepción del sector energético como un motor de desarrollo para el país.

energia-ernc-2050

Martes 29 de Septiembre de 2015.- El Comité Consultivo de Energía 2050 dio a conocer este martes la “Hoja de Ruta al 2050: Hacia una Energía Sustentable e Inclusiva”. El documento elaborado por la instancia tiene cerca de 150 páginas, además de varios anexos; y considera una visión global y criterios transversales, pero identifica además diversos ejes estratégicos, en los que propone lineamientos.

Usted puede descargar el informe completo aquí.

En una ceremonia realizada en el ex Congreso Nacional, en Santiago, representantes del sector público y de empresas privadas, además de diversos actores vinculados a la academia y organizaciones ciudadanas; conocieron el resultado del trabajo de esta instancia, impulsada por el Ministerio de Energía para sentar las bases de una política energética de largo plazo.

La actividad fue encabezada por el ministro del ramo, Máximo Pacheco, quien valoró el trabajo realizado por el comité, cuyos resultados "apuntan a un futuro energético bajo en emisiones, a costos competitivos, inclusivo y sustentable"; según señala un comunicado de prensa del ministerio.

“Como visión global, este documento se distingue por su sello innovador y su perspectiva holística, multisectorial, participativa y de largo plazo”, aseguró Pacheco; y destacó que la propuesta no cayera "en la trampa de dibujarse sólo desde una mirada técnica”.

En la misma línea, el director ejecutivo de la Asociación Chilena de Energías renovables (ACERA) señaló que “además de los valiosos resultados que se obtuvieron después de un año de trabajo, la creación del Comité Consultivo es un hito por sí solo”. “Por primera vez, se genera una instancia amplia de discusión ciudadana sobre los variados temas que son relevantes para el sector energético de Chile, incluyendo una representativa variedad de actores que contrapusieron sus visiones para llegar a acuerdos que buscan el mejor desarrollo del sector”, dijo.
 
La Hoja de Ruta

Tal como se había conocido hace algunos días por publicaciones en diversos medios de prensa, una de las metas más relevantes que plantea el documento es que al año 2050 un 70% de la matriz eléctrica se genere a partir de fuentes renovables,  “con énfasis en energía solar y eólica, complementadas con nuevos desarrollos hidroeléctricos con capacidad de regulación”, señala la información del Ministerio. En esta línea, sin embargo, apunta también a la posibilidad de sumar progresivamente otras fuentes renovables como geotermia, biomasa y energía oceánica o mareomotriz.

El informe da cuenta además de una visión de la Energía más allá de su condición de insumo o servicio para el resto de la economía, sino como “condición esencial para el desarrollo”, y como un verdadero “motor”, “generador de conocimientos y de bienes y servicios tecnológicos, mediante esfuerzos relevantes de innovación y de desarrollo productivo”, señalan desde la cartera.

Aborda además la necesidad de avanzar en la adopción de nuevos estándares ambientales, ampliando el uso de instrumentos que permitan “encaminar las emisiones globales del sector hacia la visión deseada y de acuerdo a los compromisos”; y de “avanzar hacia procesos participativos más robustos, dar mayor acceso a información en forma oportuna, y fortalecer a los actores locales, abordando de forma apropiada la mirada indígena en la política energética, con el directo involucramiento de los interesados y con los tiempos adecuados”.

Respecto de otros temas, plantea avanzar urgentemente en una mejor regulación sobre la leña, entendiendo que seguirá siendo un combustible importante a 2050; incorpora el concepto de “pobreza energética” y reconoce que superarla no depende solo asegurar una mejor cobertura, sino velar por un costo razonable para las familias vulnerables, asegurar la continuidad del suministro y garantizar estándares mínimos de confort térmico y lumínico en los hogares.

Finalmente, el documento apunta que avanzar en eficiencia energética y gestión de la energía será clave para el logro de las metas de mediano y largo plazo planteadas, por lo que se propone un nuevo rol para los consumidores, más activo y responsable. Por contraparte, señala la nota del ministerio, “se requiere seguir avanzando hacia un nuevo rol de Estado en el ámbito energético”, constituyéndose como "garante de procesos de planificación integrada, estratégica y de largo plazo".

En esa línea, el comité expuso la necesidad de una “institucionalidad formal” que favorezca el correcto seguimiento y monitoreo de la política energética; para lo que se propuso una fórmula de seguimiento anual, además de una revisión participativa de dicha política cada cinco años.

 

Portal Minero