Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En Ventanas, Salvador y Andina se renovará el contrato colectivo de casi la totalidad de su dotación propia; y también habrá procesos en la casa matriz. La empresa busca una visión centrada en la productividad.

Lunes 05 de Octubre de 2015.- La “economía de guerra” anunciada por el presidente ejecutivo de la estatal Codelco, Nelson Pizarro, mantiene atento a los sindicatos cuyos contratos colectivos están prontos a vencer.

El próximo año la estatal enfrentará ocho nuevas negociaciones que ya anticipan conflictos con los trabajadores si el recorte de costos se traspasa a los beneficios de los mismos.

Esto, considerando que durante la semana pasada, y en línea con su plan de contención de costos, la cuprífera ofreció al Sindicato de profesionales de la división Radomiro Tomic un congelamiento de los bonos, la entrega de beneficios exiguos y el pago de un bono de término de conflicto por 2,7 millones de pesos. Todo lo anterior en el marco de la negociación reglada.

El resultado de la votación, que se realizó la semana pasada, fue rotundo: el 96% de los afiliados votó por la huelga, la que podría detonarse esta semana, en caso de que fracasen los buenos oficios solicitados por la empresa, lo que supone cinco días adicionales de mediación de la Dirección del Trabajo para destrabar el conflicto.

“Codelco se ha negado a llevar una verdadera negociación colectiva. Por lo mismo, este sindicato espera que a raíz de esta categórica votación de huelga, la administración sea capaz de corregir su postura irracional”, dijo la directiva del sindicato, a través de un comunicado público emitido después de conocerse los resultados de la votación.

Las negociaciones que vienen se concentran en tres divisiones: Salvador, Andina y Ventanas. En todas ellas se deberá renovar el contrato con casi la totalidad de los trabajadores: 76% de la dotación propia en Andina, 88% en la fundición y refinería de Ventanas y 78% en Salvador, donde se negociará con  los Sindicatos N°2 Potrerillos y N°6 Benito Tapia Tapia.

Además, se vence el contrato colectivo en el Sindicato de Supervisores Rol A de Casa Matriz -es decir, los profesionales con oficina en Santiago- y el Sindicato de Trabajadores, Profesionales y Administrativos de la Vicepresidencia Corporativa de Proyectos (VCP), también ubicados en la capital.

Lo que viene

Los trabajadores de los sindicatos que están en esa condición permanecen expectantes frente a las últimas noticias emanadas desde Radomiro Tomic. Es el caso del Sindicato N°1 de Ventanas, cuyo contrato colectivo finaliza el próximo 31 de enero. Su presidente, Sergio Morales, calificó como “súper fuerte” la señal que está dando la plana ejecutiva y se mostraron dispuestos a recurrir a la huelga en el caso de que Codelco no respete los “beneficio intransables”.

“Nosotros tenemos nuestro proyecto de negociación colectiva donde tenemos claro cuáles son nuestro beneficios intransables y los bonos que esperamos”, dijoel presidente del sindicato.

Por su parte, en el Sindicato Unificado de Trabajadores de Codelco División Andina advirtieron que “se ve complicada la situación desde la alta gerencia”. La empresa "tiene mucho donde ahorrar y optimizar, no sólo en el despido de las personas o en restarle beneficios, por lo tanto, no compartimos esa filosofía ni esas acciones”, añadió su presidente, Manuel Cañas. Además, pidieron no sólo tomar como referencia el precio del cobre sino también la devaluación del peso chileno, que permite a las grandes mineras amortizar sus costos.

Los trabajadores de Andina ya están preparando el proyecto, que deberán entregar el próximo 15 de febrero ya que la vigencia de su contrato colectivo se extiende hasta marzo de 2016.

En una línea diferente, el Sindicato de Trabajadores Rol A de Casa Matriz sostiene que presentarán “peticiones muy aterrizadas”, pero advirtieron que las negociaciones deberán estar “dentro de lo razonable” para evitar situaciones como las de Radomiro Tomic, cuyos trabajadores anunciaron una huelga luego que por un 96% de los votos se rechazó la propuesta de la Corporación.

La visión de la gerencia

Daniel Sierra, vicepresidente de Recursos Humanos, comentó a Pulso que lo que espera Codelco -y lo razonable- es que todos los actores se esfuercen para enfrentar, de la mejor manera posible, la situación coyuntural de precios, que exige que todos tengan como objetivo central la continuidad y sustentabilidad de la actividad minera.

“La situación actual que enfrenta la minería producto de la fuerte baja del precio del cobre, exige a sus actores realizar todos los esfuerzos para asegurar la sustentabilidad del negocio. Las abundancias del súper ciclo minero dejaron como herencia las expectativas de millonarios bonos que hoy se alejan de las posibilidades de la minería chilena”, comentó el ejecutivo.

“Anticipando este contexto, Codelco definió un plan de reducción de costos con una meta USD 1.000 millones para el 2015, cuyo cumplimiento al primer semestre representó ahorros por USD603 millones”, añadió Sierra. El representante de la alta administración de la corporación sostuvo que, en este escenario, se busca es implementar sistemas de incentivos en función de la productividad, “de modo que mejores resultados de la empresa impliquen mayores beneficios para los trabajadores".

"Codelco, por su misión como empresa del Estado, debe resguardar su aporte al desarrollo de Chile, buscando establecer incentivos asociados a los excedentes que entrega al país”, señaló.

Pulso

Portal Minero