Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

En Chile, la Comisión Antidistorsiones de Precios acogió la solicitud CAP Acero referente a la aplicación de salvaguardias para prevenir y minimizar el “daño” provocado por las importaciones chinas.

chile-colombia-mexico-acero-chino

Viernes 09 de Octubre de 2015.- Durante la última semana, los gobiernos de Colombia, Chile y México reconocieron que el mercado del acero ha tenido cambios estructurales, particularmente por la sobre capacidad en China, por tal motivo decidieron tomar medidas al respecto y así evitar la pérdida de producción y empleos.

En Chile, la Comisión Antidistorsiones de Precios acogió la solicitud CAP Acero referente a la aplicación de salvaguardias como una medida para prevenir y minimizar  el “daño” provocado por las importaciones de alambrón de acero que han ingresado al país, principalmente de China.

El gerente general de CAP Acero, Ernesto Escobar, valoró la medida de la autoridad y señaló que “la industria del acero se encuentra enfrentando un escenario complejo, que se expresa en un fuerte deterioro de sus márgenes resultado de las distorsiones de precio imperantes. Una de las razones que explica esta situación se origina en la sobrecapacidad instalada a nivel global pero, muy particularmente, en China.”

Por su parte, en Colombia  el ministerio de Comercio, Industria y Turismo de ese país emitió el pasado 29 de septiembre una resolución preliminar en el caso de antidumping a las importaciones de alambrón de acero al carbono y acero aleado provenientes de China. El alambrón se utiliza en la industria metal-mecánica y en construcción, y es un insumo para la fabricación de productos como alambre, clavos, grapas, tornillos, resortes, etc. Además, el alambrón producido en Colombia utiliza en su casi totalidad insumos nacionales, consigna un comunicado de la Comisión Latinoamericana del Acero (Alacero).

La resolución encontró “evidencia de amenaza de daño importante” en el volumen de producción, las ventas nacionales, el uso de la capacidad instalada nacional, la productividad y el empleo directo, entre otras.

En consecuencia, se resolvió imponer derechos antidumping provisionales por un valor “correspondiente a la diferencia entre el precio base FOB de USD 541,06/ton y el precio FOB declarado por el importados, siempre y cuando que este último sea menor al base”. Esta medida tiene una vigencia de cuatro meses, mientras se avanza hacia una resolución definitiva, agrega Alacero.

En tanto, en México  la Secretaría de Economía aprobó el pasado 7 de octubre una serie de medidas –similares a las salvaguardas- tendientes a nivelar el campo de juego para la industria local.

Específicamente, las medidas incluyen la aplicación de un arancel de 15% a las importaciones de planchón, placa, lámina rolada en frío, en caliente y alambrón procedentes de los países con los que México no tenga acuerdos comerciales, y se aplicarán durante los próximos seis meses.

Por su parte, la Cámara Nacional del Hierro y el Acero (Canacero) emitió un comunicado reconociendo “la atención que la administración federal ha puesto sobre la problemática generada por la sobrecapacidad siderúrgica mundial y las prácticas de comercio desleal que de ella se derivan.” Y resaltaron el trabajo efectuado por la Secretaría de Economía en conjunto con la industria en el establecimiento de un período de consultas con todos los sectores consumidores, proceso en el que se demostró que no hay afectación a las cadenas productivas.

Portal Minero