Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

De acuerdo a un estudio realizado por NRDC y apoyado por ACERA, los bancos verdes podrían ayudar a superar brechas con el financiamiento de las energías limpias en Chile.

energia-ernc-proyectos-bonos-acera-verdes

Jueves 21 de Abril de 2016.- Barreras económicas y falta de confianza en las nuevas tecnologías serían una de las principales causas que está deteniendo el desarrollo de nuevos proyectos de Energías Renovables No Convencionales  en Chile,  así lo reveló un reciente estudio de Perspectivas del Financiamiento de las Energías Limpias en Chile: ¿Oportunidades para los Bancos Verdes y Bonos Verdes?, preparado por el Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC) y apoyado por ACERA.

Durante la presentación del estudio, Carolina Herrera, especialista para Latinoamérica  del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC), destacó que las ERNC y la eficiencia energética deberán jugar un rol preponderante en el futuro energético del país, lo que se alinea con la nueva política energética a largo plazo impulsada por el gobierno, “Energía 2050”, que busca para el año 2050 tener por lo menos un 70 por ciento de la matriz eléctrica proveniente de fuentes renovables, con un énfasis en energía solar y eólica. Por lo que desde este escenario se ha evaluado que si bien el mercado de las energías limpias ha crecido significativamente en Chile desde 2007 a la fecha, siguen existiendo barreras para la incorporación de estas tecnologías, existiendo en particular subsectores donde los patrocinadores de iniciativas de energía limpia tienen dificultad para el acceso a financiamiento de sus iniciativas a costos razonables, esto se da especialmente cuando los proyectos son desarrollados por Pymes; son a menor escala para generación distribuida o autoabastecimiento y de eficiencia energética.

Frente a esta problemática se han configurado los bancos verdes y los bonos verdes, herramientas que potencialmente podrían ayudar a superar brechas con el financiamiento de las energías limpias en el país, una fórmula que está dando éxito en el desarrollo de las ERNC en países como Estados Unidos, Australia, Japón, Reino Unido y que busca instaurarse en Chile como un mecanismo real de apoyo a estas iniciativas.

Pero ¿cómo funcionan?: la configuración es bastante flexible según la experiencia internacional, explica Sarah Dougherty de NRDC, “ya que son instituciones públicas o semipúblicas con la misión de acelerar la maduración de los mercados de energías limpias aprovechando la existencia de fondos públicos y la gama de productos financieros para atraer inversionistas privados, estas instituciones se deben amoldar a las necesidades actuales de cada país”.

Entre las ventajas de estas iniciativas están la capacidad de mejorar las condiciones para la oferta de crédito a proyectos de energía limpia; agrupar proyectos pequeños para alcanzar una escala comercialmente atractiva creando productos financieros innovadores y difusión de los beneficios de las iniciativas para ayudar a ampliar el mercado. Por ejemplo en Estados Unidos el Connecticut Green Bank por cada USD 1  que invierte, atrae USD 10 en inversión privada.

Carlos Finat, Director Ejecutivo de ACERA, manifestó que en Chile el lanzamiento de este estudio es parte de una primera fase de medidas que buscan implementar este modelo de gestión e inversión para las ERNC y esperan que tenga una buena acogida desde el gobierno.

Portal Minero