Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El ejecutivo defiende la decisión de compra del proyecto pese a los malos resultados que ha tenido y descarta rumores de venta.

Viernes 13 de Enero de 2017.- Conscientes de los problemas que han enfrentado, pero optimistas sobre el futuro. Así están en la minera polaca KGHM respecto de Sierra Gorda, la mina de cobre que controlan y que está ubicada en la Región de Antofagasta. Pese a que desde que entró en operación la faena sólo ha registrado pérdidas, esperan una mejoría financiera en el mediano plazo.

Esta es la mayor inversión internacional de la estatal europea y por eso están muy atentos a lo que ocurra con ella, a tal punto que aunque asumió recién en noviembre como el nuevo CEO de la firma, Radoslaw Domagalski, ya visitó el país y entregó su visión respecto de esta iniciativa. "Sabemos que este proyecto enfrenta desafíos importantes, por lo que estamos abocados en enfrentarlos, de tal forma de lograr las mayores eficiencias posibles. Como accionistas mayoritarios, traeremos a nuestros mejores profesionales o bien contrataremos a los mejores que existan para apoyarnos en esta tarea", asegura.

El ejecutivo basa este optimismo en los buenos resultados que la operación tuvo en el último trimestre de 2016, los que esperan se proyecten y explica que al ser KGHM una empresa global, la inversión en Sierra Gorda es estratégica, y admite que cuando hicieron esta inversión no tenían la experiencia suficiente para operar una mina de estas proporciones fuera de Polonia, aunque añade que ahora sí están preparados para hacer que la faena sea rentable.

¿Qué evaluación hacen de la performance de Sierra Gorda?

KGHM es una compañía global, una de las mineras más relevantes del mundo y dentro de sus prioridades están los proyectos internacionales. En ese contexto, Sierra Gorda es el proyecto más estratégico que tenemos en el extranjero, por eso le ponemos mucha atención.

En este escenario de precios tan bajos de los commodities es difícil que desde el punto de vista financiero la performance sea positiva. Estamos enfocados en mejorar los procesos, ser más eficientes y agregar más tecnología. Esta es una operación típica, por lo que enfrenta los desafíos típicos de la minería y en eso estamos concentrados y esperando que el contexto de precios mejore.

¿Qué medidas están tomando para mejorar el desempeño de la mina?

Las principales mejoras están enfocadas en la tecnología, para que utilizando las instalaciones que tenemos podamos lograr las mejores recuperaciones de cobre y molibdeno posibles. El segundo factor son los recursos humanos, queremos tener a la mejor gente, un buen equipo, empoderado, capaz de enfrentar este desafío.

También hemos visto progresos en las actividades de exploración, el rajo está siempre sondeándose para ver dónde están los mejores cuerpos de mineral y los últimos sondajes han dado buenos resultados, por lo que pensamos que por ahí pueden venir mejoras también. Hacia fines del primer trimestre de este año vamos a reevaluar todo el modelo y, con esos resultados, se tomarán decisiones más definitivas.

¿Qué tipo de decisiones?

La tecnología de los procesos es la clave. Los principales desafíos están en la recuperación, en especial la del molibdeno, que es un metal crítico para el proyecto en sus primeros años, pero lamentablemente, durante estos primeros dos años los niveles de recuperación no han sido los esperados, siendo más bajos que los supuestos. Traeremos a los mejores metalurgistas de KGHM en Polonia para que vengan a colaborar.

Su antecesor dijo en una entrevista que comprar Sierra Gorda fue un error ¿cuál es su posición?

Esa declaración hay que ponerla en un contexto determinado. En la época en que se tomó la decisión de compra, entre los años 2011 y 2012, probablemente KGHM no estaba preparada para adquirir un activo internacional tan grande e importante. A eso se refirió el anterior CEO.

Ahora, luego de cinco años de experiencia, hemos aprendido mucho, es un desafío relevante para KGHM, como compañía minera global, invertir y seguir poniendo el foco en los activos internacionales. Debemos mejorar el manejo de los activos internacionales, pero Sierra Gorda es un buen proyecto, no fue una mala decisión comprarla.

¿Han analizado vender su participación en el proyecto o seguirán hasta el final?

No hay ninguna intención de vender este activo, vamos a mantenernos firmes apoyándolo y financiándolo hasta que sea rentable. La minería es de largo plazo y, quizás, los supuestos que se tomaron al momento de comprar y luego construir el proyecto no se dieron, pero son factores que no dependen de nosotros.

Hemos hecho unos análisis financieros que son optimistas y nos dan un buen valor presente neto para el proyecto, pero obviamente al hacer estos análisis existe un riesgo, porque se realizan con supuestos que a veces pueden no cumplirse, pero así es la industria. Toda la gran minería, incluso en Chile, está perdiendo dinero, pero creemos que eso cambiará en el mediano plazo.

¿Y el gobierno polaco apoyará seguir en este proyecto hasta que sea rentable?

Desde luego que el gobierno apoya a KGHM, que es una de las empresas más grandes de Polonia, aporta mucho a la economía polaca y no hay que olvidar que el 30% de la propiedad es del gobierno polaco, por tanto mi preocupación como CEO dice relación con los accionistas que poseen el 70% y el accionista que tiene el 30%, que es el Estado polaco.

Antes de asumir este cargo fui subsecretario y ministro de Desarrolle, Económico, esa es una demostración del apoyo del gobierno a esta compañía.

Diario Financiero

Portal Minero