Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La demanda por el metal rojo para la industria automotriz del futuro está subestimada, dice un profesor de la UC.

Jueves 31 de Agosto de 2017.- Los planes crecimiento de las automotrices van definitivamente hacia la producción de autos eléctricos. Nissan y Renault anunciaron una alianza para construir estos coches en China. Una industria que va ligada directamente al crecimiento minero de nuestro país. ¿Por qué?

Un vehículo común a gasolina utiliza unos 24 kilos de cobre, explica el director del Centro de Minería de la UC, Gustavo Lagos. Un auto eléctrico puede utilizar entre 50 y 113 kilogramos.

“Las estimaciones que hay hoy sobre la demanda de cobre que generará a nivel mundial el boom de los autos eléctricos está subestimado”. El metal se usa, entre otras cosas, para cablear el vehículo por su alta conductividad.

La Sociedad Nacional de Minería (Sonami) estima que este año se demandarán 2,4 millones de toneladas de cobre  -el 11% del consumo mundial- sólo para la producción de vehículos. De ellas, sólo 132 mil toneladas irán a producir 2,2 millones de autos eléctricos. Una cifra que daría un fuerte salto, según su gerente de Estudios, Álvaro Merino. “Para el año 2027 se proyecta una producción de 17 millones de vehículo eléctricos -también considerando híbridos-, que van a requerir 1 millón de toneladas de cobre, es decir, sólo por este concepto, el consumo actual se multiplicaría por ocho”, explica Merino.

Según datos de la multinacional Glencore, esta industria podría duplicar la demanda de cobre en 20 años.

¿Y el litio?

Un material importante en las baterías de los vehículos eléctricos es el litio. La batería de un modelo Tesla S contiene en promedio 38,5 kg. de ese mineral.

El litio sirve para mover los iones que separan los electrodos negativos y positivos de las baterías. “La producción a 2027 de estos vehículos utilizará 500 toneladas de carbonato de litio. Chile, al ser un actor relevante en cobre y de litio, se vería muy favorecido”, explica Merino.

Según Lagos, la demanda de litio debería crecer hasta 10% al año, en parte gracias a la mayor producción de estos autos.  Pero más importante que el litio serán el níquel, magnesio y cobalto. “En ese orden”, dice el socio de The Boston Consulting Group, Gustavo Nieponice.

“El aluminio también se beneficiará de la búsqueda generalizada de las empresas por construir autos cada vez más livianos”, dice el experto. En un carro eléctrico, el peso representa cerca del 40% del total, mientras que en un vehículo común, entre el motor, el sistema de refrigeración y otros dispositivos de alimentación, sólo representa el 25% del peso. “Sin embargo, el cobre es el mineral que seguirá siendo el más relevante si hacemos una combinación de tamaño del mercado, diversificación de la demanda y el abastecimiento de largo plazo”, agrega Nieponice.

Minería Chilena

Portal Minero