Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El precio es mayor que lo que ofrecían el año pasado por Pampa Calichera. Además, se suman otras complejidades para la firma canadiense: no está vendiendo el control de la minera no metálica, y el conflicto con Corfo.

Miércoles 27 de Septiembre de 2017.- La historia de Potash Corp. of Saskatchewan (Potash) podría estar cerca de terminar. La compañía canadiense se desprendería de su 32% en SQM para concretar su proceso de expansión, debido a que sería uno de los requisitos que han puesto los reguladores de China e India para dar el visto bueno a su fusión con Agrium, donde los entes que velan por la libre competencia exigen que venda unas tres inversiones donde la empresa tiene participaciones minoritarias.

Con miras a este objetivo fuentes cercanas a la operación advierten que el proceso de enajenación de su participación en SQM podría estar cerrado ya para marzo. Esto considerando que, según reportó El Mostrador, en octubre se abriría el proceso con al menos dos ofertas vinculantes.

Con todo, según su última memoria anual, Potash cuenta con inversiones en cinco compañías alrededor del mundo: a diciembre de 2016 tenía el 22% en Sinofert Holdings, el mayor distribuidor de fertilizantes en China (valorado en unos USD 249 millones); el 28% de Arab Potash Company, de Jordania (unos USD 592 millones); el 14% de Israel Chemicals (unos USD 805 millones); el 32% de SQM; y el 33% de Canpotex, joint venture canadiense de exportación y comercialización de carbonato de potasio, donde Agrium, Mosaic y Potash son dueños por igual, por lo que la firma no transa de forma abierta en bolsa.

¿Por qué entonces por ahora sólo suena SQM? “Porque es gigante, es casi un tercio de Potash, su market cap es muy grande”, comenta Francisco Soto, de Tanner. En ese sentido, Potash cuenta con el 44,85% de las acciones serie A de la minera no metálica, lo que equivale a unos USD 3.388 millones según el precio del papel al cierre de ayer. Asimismo, la firma canadiense tiene en su poder el 16,75% de la serie B, lo que significan unos USD 1.126 millones. De este modo, el total de la participación de mercado de Potash en SQM (32%) asciende a USD 4.514 millones.

Esta cifra contrasta con lo que ofrecían el año pasado Tianqi, Shanshan y GSR GO Scale Capital Advisors, en el proceso de venta de Pampa Calichera liderado por Itaú BBA, donde cada una de estas empresas habían presentado ofertas no vinculantes por USD 2.400 millones, USD 1.800 millones y USD 1.600 millones, respectivamente. Sin embargo, en diciembre de 2016 Oro Blanco anunció el término del proceso de venta. Eso sí, fuentes cercanas a la compañía advierten que luego de que se cerrara han seguido llegando ofertas, pero el asunto está paralizado porque no podrían salir a vender su participación los dos mayores accionistas al mismo tiempo.

La venta que intentó hacer el año pasado Ponce para dejar el control de la minera no metálica tuvo complejidades, y una de ellas se repetiría para Potash, pero también se agregarían otras: por un lado, es un porcentaje que no entrega el control y es caro. Además, otorga sólo tres directores -Ponce y sus socios japoneses Kowa cuentan con tres directores adicionales, y los tenedores de ADR designan a un octavo director-, por lo que para tener una especie de control, o de paz, tienen que pactar con Julio Ponce, tal como ocurrió con el pacto de convivencia que firmaron en abril los accionistas de la empresa.

El conflicto con Corfo es otra de las aristas que juega en contra. No obstante, este punto no interferiría directamente en la venta; el vicepresidente de la entidad, Eduardo Bitran, dice que “Corfo no tiene ningún rol en una eventual venta que haga Potash como accionista de SQM”.

Pulso

Portal Minero