Chile

Según el director ejecutivo, Pascua Lama ha hecho "un cambio profundo en su enfoque", al tiempo que han realizado importantes inversiones para cumplir sus obligaciones regulatorias y llevar una administración responsable.

Viernes 19 de Enero de 2018.- La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) dictó sanción contra Pascua Lama, el proyecto minero binacional bajo el ala de Barrick.

Un procedimiento sancionatorio que comprende un total de 33 cargos relacionados con daño ambiental, seis de ellos por infracciones gravísimas, catorce por infracciones graves y nueve por infracciones leves; cuatro cargos fueron absueltos debido a que no pudo determinarse su configuración con los antecedentes disponibles.

Con respecto a las sanciones, cinco de los incumplimientos (dos de los cuales produjeron además daño ambiental irreparable) merecen la sanción de clausura total y definitiva. A su vez, se aplicaron diversas multas a un total de 24 infracciones, las que sumadas alcanzan a la cifra de 12.360 UTA, equivalentes a $ 6.973 millones.

Empresa evaluará "Opción Subterránea"

Según René Muga, director ejecutivo de Barrick Chile, la sanción de la SMA se refiere a eventos del pasado y se enmarca en el proceso de recalificación ordenado por el Tribunal Ambiental en el 2014. Además indicó que se estudiará en profundidad la medida.

“La sanción anunciada incluye la reducción de la multa impuesta por la SMA en el 2013, desde US$16 millones a US$11,5 millones. Asimismo, como parte de esta revisión, no se revocó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto”, señala.

El representante de la empresa insistió en que Pascua-Lama “está enfocada en el futuro con una perspectiva de sustentabilidad”, además de revelar que se están realizando estudios de optimización del proyecto que incluyen la evaluación de una mina subterránea. “La clausura de instalaciones no altera “el plan de la compañía de estudiar una opción subterránea”, agregó.

“La compañía ha hecho un cambio profundo en su enfoque, aprendiendo de su historia, tomando decisiones y acciones concretas así como también realizado inversiones relevantes como parte de su compromiso de cumplir sus obligaciones regulatorias y llevar adelante una administración responsable de este proyecto”, recalcó.

Finalmente recordó que Pascua-Lama se encuentra suspendido temporalmente hasta septiembre de 2019. En este contexto, “el proyecto mantiene operativo el Sistema de Manejo de Aguas, monitoreando y gestionando las medidas asociadas al control de las aguas, de manera consistente con lo establecido en las RCAs”.

“Clausura es Definitiva”

El Superintendente del Medio Ambiente, Cristián Franz afirmó que, “dada la naturaleza y envergadura de las infracciones cometidas por la empresa, y luego de un proceso altamente complejo, tanto desde el punto de vista técnico como jurídico, y en el cual se garantizó en todo momento los derechos de todas las partes intervinientes, se ha llegado a la convicción de que la clausura total y definitiva más la imposición de una multa en dinero, es la sanción más adecuada y proporcional en este caso”.

El Superintendente Franz subrayó además, que “esta resolución es el fruto del trabajo de un gran equipo de profesionales de distintas áreas, el cual con dedicación exclusiva durante muchos meses, examinó y analizó en detalle cada una de las infracciones, cada una de las pruebas y cada uno de los antecedentes recabados durante el proceso, para arribar, en definitiva, a una decisión contundente, pero sobretodo objetiva y proporcional, a los incumplimientos cometidos, tal y como ha sido la tónica de nuestra institución en estos años”.

Greenpeace apalude medida 

Como “una de las noticias medioambientales más relevantes de los últimos años en Chile” calificó la ONG ambientalista Greenpeace la decisión de la Superintendencia del Medio Ambiente que decidió el cierre definitiva al proyecto minero Pascua Lama.

“Se trata de un hecho histórico que es resultado de la determinación y tenacidad de distintas organizaciones ambientales y ciudadanas que combatieron por años un proyecto que a lo largo de historia no hizo más que destacarse por sus infracciones medioambientales”, señaló Matías Asun, director nacional de la ONG.

Historia del proceso sancionatorio 

Cabe recordar que en junio de 2016 se acumularon en un único expediente dos procedimientos de sanción contra la minera. El primero fue iniciado en 2013 y concluyó con una sanción de 16.000 UTA, pero luego de reclamaciones ante el Segundo Tribunal Ambiental de Santiago, éste determinó que la resolución sancionatoria de la SMA del año 2013, adolecía de diversos vicios que la hacían ilegal y le ordenó dictar una nueva resolución sancionatoria que se ciñera estrictamente al marco legal.

Entre las ilegalidades detectadas por el tribunal, se identificaron la falta de fundamentación de la sanción y la utilización de la figura del concurso infraccional, todo lo cual fue posteriormente ratificado por la Corte Suprema en diciembre de 2014.

De esta forma, la SMA reabrió el referido procedimiento en abril de 2015. El mismo mes, y producto de una serie de nuevas denuncias y fiscalizaciones se abrió un segundo proceso, Rol D- 011-2015, con cargos relacionados a incumplimientos a las obligaciones establecidas en las RCA del proyecto respecto de flora y vegetación, monitoreo de glaciares y monitoreo de variables socio-culturales, entre otros.

En junio de 2016 ambos procesos de sanción se agruparon en un único expediente, el cual incluyó a más de 100 interesados y/o denunciantes, entre los que se incluyen asociaciones de regantes, comunidades indígenas, personas naturales, ONG, además de la propia empresa minera. 

Diario El Día

Portal Minero
Your Rating: Results: PatheticBadOKGoodOutstanding! 10 rates