Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Iniciativa disminuyó a US$ 2.220 millones, tras contemplar la construcción de un módulo de tratamiento y no dos como se estimó al inicio. Además, influye la tercerización de la desaladora, decisión que no apoya el sindicato.

Lunes 19 de Febrero de 2018.- Una profunda modificación realizó la compañía estatal Codelco a Radomiro Tomic Sulfuros -también denominado Fase II-, uno de sus proyectos estructurales más ambiciosos y el que requería mayor uso de capital de los que se encontraban en su cartera de inversiones.

Para la iniciativa se calculó un desembolso de US$ 5.400 millones, pero dada su cuantía, no fue de los proyectos estructurales prioritarios para la minera. De hecho, en 2016 -poco después de haber obtenido su Resolución de Calificación Ambiental (RCA)- se inició un proceso de revisión de la iniciativa.

Según trascendió en ese momento, el Valor Actualizado Neto (VAN) -que permite calcular el valor presente de los flujos de caja futuros, originados por una inversión- era muy estrecho, a la luz de los precios del cobre de ese momento y los niveles que se proyectaban a largo plazo.

Pero luego del trabajo de readecuación de la iniciativa, Codelco recalculó la inversión necesaria para ejecutar RT Sulfuros en US$ 2.220 millones, es decir, US$ 3.200 millones menos que la estimación actual de la cuprífera.

Consultada Codelco por la importante disminución de la inversión, respondieron que la anterior estimación incluía el gasto de construir una desaladora para la faena y otras cercanas de propiedad de la estatal, como Chuquicamata o Ministro Hales. Sin embargo, esta se decidió tercerizar. A comienzos de 2017, de hecho, lanzaron una licitación para encontrar un socio que construyera esta infraestructura, calculada en unos US$ 1.000 millones.

Además, señalaron en la minera, anteriormente se consideraban “dos módulos de 100 mil toneladas de tratamiento diario cada uno, a diferencia de la estimación actual, que solo incluye el primer módulo”.
Agregaron que la estimación de la empresa es que el proyecto reformulado comience a operar el 2024.

Trabajadores se oponen a tercerización

El presidente del sindicato de Radomiro Tomic, Marcelo Robles, comenta que veía con buenos ojos la reformulación, porque aseguraría, a largo plazo, la continuidad de la operación una vez que se acaben los óxidos explotables.

Sin embargo, subrayó que la dirigencia no apoya la decisión de la administración de tercerizar la planta desaladora. “Siempre cuando se pasa a un privado, el costo termina siendo mayor y el resultado de ese trabajo no es muy positivo. En cambio, cuando se hace con gente de la empresa, motivado por un mismo fin, el resultado es óptimo”, opinó.

“Nos habría gustado que se mantuviera la idea original, que es que Codelco operara esa planta”, enfatizó el dirigente sindical de la faena ubicada en Calama.

El Mercurio

Portal Minero