Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Australia

La minera no metálica realizó ayer pagos por US$85 millones por su participación en la iniciativa Mount Holland, que se suman a los US$ 25 millones que ya había cancelado.

proyecto-sqm-litio-kidmanresources

Miércoles 19 de Diciembre de 2018.- Las advertencias que a mediados de septiembre realizó la minera no metálica SQM sobre eventuales demoras e incertidumbres para el desarrollo del proyecto de litio en Australia Mount Holland, que realiza en conjunto con Kidman Resources, sólo quedaron en eso.

Esto, luego que el Ministerio de Minas y Petróleo australiano otorgara a Kidman un documento clave, denominado “excepción de requisitos de gastos relevantes”, hito que permitió destrabar un conflicto relativo a dudas de la administración local, relacionadas con los gastos de exploración minera que exige la legislación de ese país.

Inmediatamente tras este hecho, -así lo comunicó Kidman- SQM completó los pagos relacionados con su participación en el proyecto, cancelando US$ 25 millones directos a Kidman y otros US$ 60 millones a la empresa conjunta Covalent Lithium que se utilizarán para respaldar el avance de Mount Holland.

“Con esto se cumple lo que habíamos dicho antes. Es decir, no hay ninguna parte de la propiedad minera con algún tipo de objeción y puede ser transferida a SQM de acuerdo a los términos del contrato”, señaló la minera no metálica nacional al ser consultada.

“SQM ya transfirió los fondos comprometidos en la transacción original. Es decir, ya se ha completado un pago de US$30 millones a Kidman y un aporte de US$80 millones al proyecto en Mt Holland”, agregó la empresa, precisando que anteriormente se habían pagado US$5 millones a Kidman y US$20 millones a la iniciativa.

Avances del proyecto

Asimismo, especificó que pese a los riesgos de atraso que en algún momento se especularon, en ningún momento se dejó de avanzar, por lo que ya se terminó el estudio de prefactibilidad integrado y ahora se está trabajando en el estudio de factibilidad del proyecto integrado de producción de hidróxido de litio, que se espera esté terminado a fines del segundo trimestre de 2019, para así tomar la decisión de construcción después de ese hito.

La firma también explicó que las objeciones a las solicitudes de excepciones frente a las pertenencias mineras fueron superadas a través de un acuerdo con las comunidades para ser reasentadas.

“La autoridad siguió el proceso que correspondía para este caso y por supuesto que consideró en su toma de decisiones el acuerdo que se obtuvo con la contraparte” complementó, añadiendo que el traspaso de la propiedad minera aún está en proceso.

El proyecto en Australia quedó como la gran apuesta internacional que lleva adelante SQM -empresa ligada a Julio Ponce y a la china Tianqi- luego que otra iniciativa en que estaba avanzando, Cachaurí Olaraoz en Argentina, fuera desechada por la compañía nacional, vendiendo su participación a la china Ganfeng en US$ 87,5 millones.

Pulso

Portal Minero