Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Según Cochilco al tercer trimestre del año pasado, el cash cost de la industria nacional, subió 3,3% en 12 meses, mientras el precio del metal aumentó 20,4%.

Viernes 25 de Enero de 2019.- El control de costos que la industria minera desarrolló en sus yacimientos tras los aprendizajes alcanzados luego del fin del súperciclo del cobre se han reflejado en los resultados de las mineras que operan en el país. Tanto así, que el sector ha logrado que el incremento en sus costos -en un escenario de un mejor precio del cobre- sea marginal.

Así lo arrojó el último informe del Observatorio de Costos elaborado por la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), que mostró que, al tercer trimestre del 2018, el cash cost – que es el que se utiliza para comparar la gestión de la industria- de las mineras promedió US$ 1,42 por libra de cobre, cifra que es 3,3% mayor a registrada en igual periodo de 2017, cuando el cash cost anotó US$ 1,38 por libra de cobre.

En ese contexto, cabe consignar que mientras el precio del cobre registró un precio promedio de US$ 2,60 la libra al tercer trimestre de 2017, alcanzó los US$ 3,13 en igual lapso del año pasado, es decir, un alza de 20,4%.

“La variación marginal a septiembre evidencia las acciones adoptadas por la industria para controlar los costos en una perspectiva de mediano y largo plazo. En general, lo que les importa a las compañías es asegurar el margen del negocio”, señaló el director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, Jorge Cantallopts.

El experto también explicó que al comparar el alza del cash cost al tercer trimestre respecto de la variación del precio del cobre al mismo periodo, “constatamos un aumento del costo de 4,5 centavos por libra de cobre (¢US/lb) frente a un precio del cobre promedio que subió 31,3 ¢US/lb en el mismo periodo, es decir, el margen del negocio mejoró”.

Los motivos

Cantallopts explicó que, por tratarse de costos unitarios, la variable producción de cobre impacta directamente en los costos. Así, al considerar ese aspecto, la producción de la muestra -que consideró 21 operaciones de la Gran Minería del Cobre, que representa el 93% de la producción acumulada a septiembre de 2018- creció 8,8% (317 ktmf), siendo Escondida de BHP la que explicó el 73% de dicho aumento.

“Si se analiza la variación de los costos desde la perspectiva de los elementos de gasto, se observa un alza de los costos de los materiales y combustibles y, por otro lado, una disminución de los cargos de tratamiento – refinación y mayores créditos por sub productos, que ayudan a compensar las alzas”, indicó.

Con todo, señaló que existe una tendencia natural para que los costos aumenten, debido a varios factores. Entre ellos, la caída de las leyes del mineral, acciones para cumplir con la normativa ambiental, uso de agua de mar en faenas ubicadas a grandes distancias y altura sobre el nivel del mar y mayores distancias de acarreo. Sin embargo, apuntó que “durante los últimos dos años la caída de las leyes del mineral ha sido menos pronunciada que en años anteriores y, de mantenerse, ayudaría a contener los costos”.

Pulso

Portal Minero