Chile

Se suma a conflicto con brasileña Queiroz Galvao. Italiana Astaldi tiene su propia pugna con Pacific Hydro por Chacayes.

10 de Septiembre de 2012.- ?El conflicto entre Tinguiririca Energía y sus contratistas no para. Esta vez fue el consorcio Hochtief-Tecsa, a cargo de la construcción la central La Confluencia, quien dio un nuevo golpe, al interponer una demanda arbitral en contra de la eléctrica en la Cámara Internacional de Comercio en París, por unos US$ 80 millones.

Tinguiririca Energía es un joint venture en partes iguales entre la australiana Pacific Hydro y la noruega SN Power. Opera las centrales de pasada “La Higuera” y “La Confluencia”, las que demandaron una inversión de unos US$ 600 millones y aportan más de 310 MW al SIC. 

Tres son las razones de la demanda que interpuso el consorcio constructor en París: primero, acusan que la calidad del suelo es distinta de lo que indicaba el contrato. Misma cosa que la calidad de la roca. En tercer lugar, reclaman por obras adicionales encargadas por la eléctrica y que aún no han sido pagadas por Tinguiririca Energía. 

Estas mismas razones fueron las que gatillaron a fines de 2007 un arbitraje entre la brasileña Queiroz Galvao y la eléctrica, que terminó con un acuerdo donde Tinguiririca pagó unos US$ 60 millones.

El gerente general de Tinguiririca Energía, Laine Powell, señaló que “como parte del término de los trabajos en La Confluencia, se inició un proceso de negociaciones entre nuestra empresa y Hochtief-Tecsa, pues –como es común en este tipo de proyectos-, existen diferencias entre los plazos, costos y obras acordadas”. Además, agregó que continúan conversando “con Hochtief-Tecsa para despejar las diferencias y estamos estudiamos los pasos a seguir tras el inicio del proceso de arbitraje”.

El tercer contratista?

En la industria ya se habla de que a este conjunto de demandas se uniría pronto la firma italiana Astaldi, que construye la central Chacayes para Pacific Hydro. La europea también ha tenido problemas por obras adicionales que encargó la eléctrica y que no habrían sido pagadas, además de diferencias en el terreno donde se construye respecto de lo que decía el contrato.

Por ello, las firmas invocaron una mesa que resolviera los conflictos (DBR, del inglés dispute resolution board), instancia que fracasó. Por ello, dicen fuentes del proceso, lo más probable es que prontamente la italiana también invoque un arbitraje.

Otros procesos
A comienzos de la semana pasada el 19° Juzgado Civil de Santiago decidió mantener la medida precautoria dictada en contra de Tinguiririca Energía, de Pacific Hydro y SN Power.
La medida fue solicitada a mediados de agosto por el consorcio Hochtief-Tecsa encargado de la construcción de la central La Confluencia para evitar el cobro indebido de boletas de garantía.
Esta demanda se suma a los conflictos que SN Power y Pacific Hydro ya tienen en Chile con la empresa brasileña Queiroz Galvao por la construcción de la central La Higuera.
A mediados del año pasado, se inició una nueva demanda por parte de Queiroz Galvao. Esta vez porque, luego de terminada la construcción de La Higuera, Pacific Hydro y SN Power cobraron las boletas de garantía por US$ 45 millones y quedó adeudando aproximadamente US$ 40 millones que debía pagar por la central. Ese juicio aún está vigente y en manos de un panel arbitral presidido por Enrique Barros.

DF
Portal Minero

Your Rating: Results: PatheticBadOKGoodOutstanding! 98 rates