Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Privados advierten que los países tienen hasta fin de mes para firmar convenio que rija en 2013.

Jueves 20 de Diciembre de 2012.- Literalmente, el convenio que evita la doble tributación entre Chile y Argentina tiene los días contados. Fuentes del Ejecutivo reconocen que la negociación para alcanzar un nuevo acuerdo -luego de que en junio el gobierno trasandino anunciara la caducación del vigente- difícilmente dará frutos antes de este 31 de diciembre.

Esto implicaría que a contar del 1 de enero, los chilenos con inversiones en Argentina -y viceversa- deberán pagar impuestos en ambos países por las rentas percibidas.

Es más, según privados, aún si se pactara un tratado que reemplace al actual -firmado en 1976- a comienzos del próximo año, éste entraría en vigencia recién en 2014. Lo anterior, explican, debido a que la normativa establece que todo acuerdo rige a partir del 1 de enero del año posterior al de su aprobación en el Congreso.

En cuanto a los contenidos en discusión, fuentes partícipes de la negociación -encabezada por Hacienda y la Direcon- aseguran que actualmente hay dos puntos clave. Uno de ellos consiste en que el país trasandino habría decidido no renovar el beneficio que declaraba a las empresas chilenas exentas del impuesto al patrimonio, de 0,5%. Ante esto, las autoridades locales habrían solicitado a sus pares trasandinos otorgar a Chile una cláusula de “nación más favorecida”. Con ella, cualquier beneficio que se otorgue posteriormente a otro país se haría extensivo a Chile.

El segundo aspecto se relaciona con que Argentina plantea que se mantenga en vigencia el acuerdo de intercambio de información de los contribuyentes, mientras que Chile interpreta que éste caducó junto a la renuncia al convenio de doble tributación.

Paralelamente, el Ejecutivo reconoce que el tratado actual -que termina el 31 de diciembre- es “antiguo” y “excepcional”, ya que estipula que sólo se grava en el país donde se origina la ganancia o de donde están ubicados los bienes. Por ello señalan que se encuentran negociando nuevas condiciones, bajo el marco normativo de la Ocde.

“Sería muy bueno que el tratado fuera exactamente igual que todos los demás, que en general apuntan a que si por ejemplo hay que aplicar un impuesto de 30%, un país aplica 15% y el otro 15%. Distribuyen la carga de manera más equitativa”, explicó Osiel González, socio de Consultoría Tributaria de Ernst & Young. Agregó que al no contar con un tratado, el mayor impacto radicaría en los impuestos que comenzarían a pagar por intereses y ganancias de capital, a lo que se sumarían los tributos por servicios. “Existen muchas compañías chilenas que prestan soporte desde acá a sus compañías en Argentina. Ahí se encuentran multinacionales con base en Chile, del retail, transporte, industria. Todas se van a ver afectadas, porque el pago de los servicios se les va a consumir con el pago de los impuestos”, añadió. Según el experto, en Argentina este tributo se sitúa entre 28% y 35%.

Además, afirmó que el país trasandino analiza comenzar a gravar las ganancias de capital cuando el vendedor es extranjero, con una tasa probable de 35%.

El presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Alberto Salas, adelantó que elaborarán un estudio para estimar el impacto que tendrá el fin del convenio. “Estamos monitoreando el tema, porque nos preocupa las consecuencias que pueda tener”, Por su parte, el vicepresidente de la Sociedad de Fomento Fabril, Cirilo Córdova, dijo que se trata de una materia que les “preocupa, porque hay muchas inversiones que se han hecho bajo el esquema actual. Pero es muy difícil que por una decisión de este tipo las empresas vayan a cerrar”.

LTOL

Portal Minero