Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Argentina

El metal, que se utiliza para las baterías de celulares, notebooks y otros dispositivos, sirve para la elaboración de vidrios y lubricantes, entre otros. El país es rico en reservas

Viernes 21 de Diciembre de 2012.- La Argentina vive en estos momentos una verdadera fiebre de litio. Es que en el año, las inversiones anunciadas para producir el metal que nutre las baterías de los dispositivos electrónicos más usados rondan los $ 4.000 millones.
Entre las más interesados en estas inversiones están las automotrices Toyota y Mitsubishi, ambas con desembolsos en proceso en la provincia de Jujuy. Es que con el advenimiento de los autos eléctricos, ambas empresas ven fundamental contar con la base para alimentarlos.

Toyota avanza en la construcción del proyecto minero de litio en el Salar de Olaroz, que realizará en sociedad con la empresa estatal Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (JEMSE) quien tendrá una participación del 8,5%.
El mismo demandó en la primera etapa, un desembolso de $ 150 millones, de una inversión total estimada en $ 1.300 millones, para una una producción anual de 16 mil toneladas de litio.

La automotriz ingresó al proyecto Olaroz mediante un acuerdo con la minera Oro Cobre, que opera el emprendimiento ubicado a 270 kilómetros de San Salvador de Jujuy (departamento de Susques), a más de 4.200 metros de altura.

Por su parte, otra de las gigantes mundiales, Mitsubishi, avanza con el desarrollo exploratorio del Proyecto Salar de Caucharí, en la misma provincia.Mitsubishi se asoció para este proyecto a la empresa Exar, filial de la canadiense Lithium Americas, donde también participa JEMSE.

Las empresas anunciaron a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que invertirán $ 3.000 millones para la construcción de la mina, que se llevará a cabo durante 30 meses. Con la puesta en producción se prevé alcanzar en una primera etapa 20.000 toneladas de cloruro de litio y 40.000 toneladas de cloruro de potasio.

Otros proyectos en proceso de exploración son el de Sal de Vida, de la firma Lithium One, en Catamarca, y el yacimiento Mariana, de International Lithium Corporation, en Salta.

Además de tener una de las mayores reservas a nivel mundial, en la Argentina ya se produce litio. El yacimiento Salar del Hombre Muerto, de Minera del Altiplano (subsidiaria de FMC Lithium), produce carbonato y cloruro de litio desde 1998, en Catamarca. La producción promedio anual es de 12.000 toneladas anuales carbonato de litio. Además, puede producir 10.000 toneladas anuales de cloruro de litio.

Otra mina en producción Salar del Rincón, de Rincon Lithium Limited (The Sentinet Group), que produce carbonato de litio desde el primer trimestre de 2011.

Se estima que de los 10 millones de toneladas métricas de reserva de litio que existen en el planeta, cerca de nueve millones están ubicados en Latinoamérica, principalmente en Argentina, Chile y Bolivia.

Cronista

Portal Minero