Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La intervención del gobierno derribó las restricciones que hasta ahora habían impedido avanzar en este modelo de negocio.

Jueves 03 de Octubre de 2013.- Siete años después de que decidieran dejar el proyecto de GNL Quintero, Colbún y AES Gener están disputándose la capacidad que quedará disponible tras la ampliación de la planta que es propiedad de Endesa, Metrogas, Enap y la española Enagás.

Este proceso, que concluiría en octubre de 2014, elevará de 10 a 15 millones de metros cúbicos diarios (MM m3/d) la capacidad del terminal.

Fuentes de gobierno confirmaron que las tratativas entre las dos generadoras y GNL Chile, sociedad comercializadora del terminal, comenzaron hace algunas semanas, mientras que una alta fuente de la firma de los Matte explicó que en su caso la conversación está limitada a capacidad de regasificación y no a la venta de GNL o de gas regasificado.

“Estamos negociando un contrato a diez años, que no incluye el GNL. Ese abastecimiento lo estamos consiguiendo aparte y también en una modalidad de largo plazo que permite acceder a precios más convenientes”, dijo la fuente de Colbún, que agregó que ésto no afecta el proyecto para instalar un terminal propio de regasificación junto a AES Gener.

Intentos reiterados

En 2006 estas dos empresas eléctricas decidieron abandonar este proyecto, porque consideraron que la fórmula de precio haría que el costo del hidrocarburo fuera muy alto y además, la extensión de 21 años del contrato de abastecimiento que ofrecía BG Group era excesiva.

Sin embargo, posterior a esto y cuando el terminal ya estaba en operación, en varias ocasiones tanto Colbún como AES Gener intentaron, aunque sin éxito, acceder a los servicios de la planta. Los tres socios que siguieron adelante con el proyecto, que implicó una inversión de US$ 1.300 millones, impusieron diversas restricciones de precio -al fijar un cargo por el riesgo de inversión que estas eléctricas no asumieron- y de acceso -al negarse a entregar el servicio de regasificación, pese a que los contratos de la sociedad y sus estatutos lo permiten-.

Pese a lo anterior, desde 2009 y en forma sistemática Colbún y AES Gener han accedido a gas natural regasificado en Quintero, pero no en forma directa, sino que comprando excedentes de la distribuidora Metrogas y de la estatal Enap.

No bloquear?

La intervención del gobierno en este tema haría la diferencia para que esta vez las conversaciones que las empresas están sosteniendo por separado con GNL Chile se cristalicen en la firma de un contrato.

Las gestiones del Ministerio de Energía persiguen, como lo indicó recientemente el subsecretario, Sergio del Campo, poner en operación todo el parque de generación a gas natural, que totaliza casi 2.800 MW y puede aumentar en 1.000 MW si se cierran los ciclos de algunas unidades, porque es la única opción para sortear en el corto plazo la coyuntura energética, debido a la paralización de proyectos que mantienen alto el precio de la energía.

Fuentes del gobierno dijeron que las gestiones consistieron en levantar las barreras señaladas para que Colbún y AES Gener pudieran entrar directamente al terminal.

Mientras en Colbún declinaron comentar sobre este tema, en AES Gener dijeron que al tener un activo como la central Nueva Renca, que quema gas natural, “estamos constantemente buscando proveedores que vendan, a precios competitivos, este combustible”.

El plan inicial de la autoridad no prosperó, porque la idea era dividir entre Colbún y AES Gener los 3,4 MM m3/d de la ampliación de GNL Quintero que estaban disponibles (cada uno de los socios de GNL Chile tomó 500 mil m3/d) y alcanzan para una unidad de Nehuenco y Nueva Renca. Sin embargo, la semana pasada Endesa elevó su consumo a 1,6 MM m3/d lo que restringió el volumen disponible y puso a las dos empresas a competir.

Fuentes de Colbún precisaron que este proceso podría cerrarse hacia fin del año.

DF

Portal Minero