Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

A agosto, Chile fue el tercer país de la región que más acero plano importó desde China tras Brasil y Perú. La cifra se disparará en 2014, luego de que CAP decidiera paralizar esta línea . En 2008, este mercado era cubierto en su totalidad por producción local.

Martes 08 de Octubre de 2013.- Roberto de Andraca, presidente del directorio de CAP, lo advirtió hace algunos años: la dura competencia de productos chinos -en particular, en aceros planos- ponía en serio riesgo a esta industria en el futuro.

Ya en 2013 el acero plano chino se habrá tomado el mercado chileno. Este nicho representa cerca de la mitad de la demanda total por aceros en el país.

De acuerdo con las cifras de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) a agosto, Chile importó 445 mil toneladas de productos planos durante los primeros ocho meses del año, cifra que supera largamente lo adquirido desde el exterior el año anterior, a pesar de que el consumo de este producto se mantuvo plano.

Los datos que maneja la industria confirman que la amenaza del acero extranjero es cada vez más latente y, para peor, está lejos de terminarse. Las estadísticas a comienzos de año ya eran a la baja: se proyectaba un volumen de importación de acero laminado en Chile creciendo 22,5% a 1,7 millón de toneladas -en 2012 ya había subido 26%- pero a lo largo del año esa cifra se ha empinado mes a mes por sobre el 40%.

Además, las proyecciones elaboradas a inicios de 2013 no incorporaban la “descontinuación temporal” de la producción de planos decretado por CAP Acero, lo que además está asociada a una reducción de personal.

Con ello, la histórica empresa intenta frenar el deterioro de los márgenes en esta unidad -ver gráfico- mediante un plan que considera un cambio en el foco de producción para centrarse en productos para la minería.

Pero con el cierre de esa línea las importaciones deberían cubrir cerca del 100% de la producción el año entrante, pues Gerdau Chile, el otro fabricante local, se centra en perfiles, barras y alambrón.

Se trata de una preocupación global. Ayer, en el marco del 47° Congreso Mundial del Acero, realizado en Brasil, el presidente de Alacero, Benjamín Baptista, planteó que hay un alto riesgo pues el alza de las importaciones, que ya cubren el 28% de la demanda latinoamericana, está disociada del crecimiento del consumo. A su vez el director de Alacerom Daniel Novegil, dijo que existe un proceso desindustrializador, planteando que mientras que el 30% del PIB de Asia corresponde a manufactura, en Latam sólo es el 15%.

Pulso

Portal Minero