Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Junto con echar de menos "propuestas claras" en energía de los candidatos presidenciales, Gastón Lewin destaca lo difícil que es para el sector que encabeza sobrellevar este problema, el bajo tipo de cambio y la falta de mano de obra especializada.

Jueves 10 de Octubre de 2013.- Esta noche, cuando la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet) conmemore sus 75 años en una cena en la que estará el Presidente Sebastián Piñera, su presidente Gastón Lewin definirá los principales retos que enfrenta el sector.

Son cinco los desafíos "con el fin de tener un crecimiento sustentable hacia el futuro", dice: tipo de cambio, energía, preparación técnica de los operarios, innovación y la necesidad de contar con una subsecretaría".

"Es difícil que un país alcance el desarrollo si no tiene un sector manufacturero fuerte. En los países desarrollados la industria aporta en promedio un 15% al PIB; eso deja cinco puntos por debajo a Chile, que aporta un 10%. Espero que ese porcentaje menor se desarrolle en la medida en que se solucionen los problemas que hemos mencionado", afirma.

-¿Cuáles son las soluciones para estos cinco desafíos?

-En tipo de cambio proponemos mantener la actual regla fiscal, pero ajustando el precio del cobre a su verdadero valor de largo plazo, que debe ser igual o inferior al que maneja Codelco. En energía, destrabar y apoyar los proyectos de ley que regulan la carretera eléctrica y el que asigna las concesiones eléctricas. En empleo, generar incentivos tributarios para que las empresas capaciten a sus trabajadores. En innovación, levantar un sistema de información y evaluación de los fondos públicos disponibles para innovación; y finalmente creemos necesaria la creación de la Subsecretaría de la Industria.

-Usted ha señalado que es urgente un acuerdo nacional en materia energética. ¿Tiene esta idea posibilidad de concretarse?

-No es fácil. Hay desconocimiento en la gente que no participa en la industria de la real crisis energética que se vive y de que los próximos tres años van a ser muy complicados en materia energética para el país.

-¿Cuánto pesa la energía en los costos de la industria?

-En Chile el promedio de pago por megawatts en la industria manufacturera es de US$175 versus el de Perú que es de US$70. Ahí ya surge un gran signo de interrogación, que se traduce en ¿dónde invertimos? Perú no sólo tiene energía barata, sino que está lleno de gas. Eso hace que las condiciones hoy día no sean las más adecuadas para desarrollar proyectos industriales en el país, que no sean de la industria de commodities.

-¿Se ha visto que migren las inversiones?

-Definitivamente sí. Hay un porcentaje de nuestra industria que está buscando países alternativos para invertir. Se da el caso de la inversión chilena en Perú, Colombia, y Ecuador, y eso complica o deteriora el desarrollo de la industria local.

-Hay empresas trabajando de noche para paliar los costos de la energía.

-Adecuar la producción a donde la energía sea más barata es algo que no todas las empresas están estudiando, no es algo normal y muchas no lo pueden hacer. Pero de todas maneras no es una solución de largo plazo, lo que necesitamos es energía suficiente a precios competitivos.

-¿Qué visión sobre el desarrollo de la industria ha podido observar en los programas de los candidatos presidenciales?

-Te diría que muy poca visión. El rubro es algo muy frío en una campaña presidencial y no he escuchado en los actuales candidatos una especial preocupación por este sector, ni propuestas reales ni concretas en materia de energía, que es lo que más preocupa al país en general.

-¿Han podido conversar con los candidatos sobre los desafíos del sector?

-Nos hemos reunido con todos los candidatos y les hemos hecho llegar a todos los comandos el estudio que realizamos con Econsult, en donde se detallan todos los desafíos y se hace una radiografía a la industria.

"Podríamos doblar los puestos de trabajo"

-Si se solucionara el problema energético, ¿que pasaría con el sector?

-Podría doblar los puestos de trabajo que hoy ofrece. Si hoy empleamos a 180 mil trabajadores directos, el sector podría crecer potencialmente a 351 mil. Es enorme el potencial que hay en esa dirección.

-¿Se ha visto perjudicada la industria a causa de la falta de mano de obra?

-Pesa la falta de mano de obra, sobre todo en los sectores más especializados. Encontrar gente calificada es difícil, y calificarlos toma tiempo.

LSOL

Portal Minero