Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Al menos seis funcionarios de la superintendencias de Valores y Seguros y de Pensiones vigilaron la reunión realizada hoy.

Viernes 11 de Octubre de 2013.- Pasadas las 11 de la mañana y una vez que se integró a la junta el último accionista minoritario que faltaba, AFP Provida, la sociedad de inversiones Oro Blanco aprobó un aumento de capital por US$120 millones.

La reunión fue presidida por el hermano del empresario Julio Ponce, Eugenio, quien junto al abogado Sebastián Oddó y el gerente general de la sociedad, Ricardo Moreno, escucharon impertérritos los embates provenientes desde los representantes de las AFP y del banco de inversión Moneda Asset Managment, quienes se opusieron tenazmente, pero sin éxito, a la propuesta del controlador.

El primero en abrir los fuegos fue el portafolio manager de Moneda, Vicente Bertrán, quien leyó una declaración de tres carillas.

“En la investigación llevada a cabo por la Superintendencia (SVS) se ha descubierto información relevante sobre operaciones de partes relacionadas no reveladas de forma íntegra y veraz en los estados financieros de la compañía, la gigantesca asimetría que existe entre los controladores y los minoritarios al extremo que sólo con ocasión de los cargos formulados por la Superintendencia los accionistas nos hemos enterado de operaciones desconocidas o parcialmente reveladas que hacen dudar de la conveniencia de aumentar el capital de las sociedades sin que antes se conozca la información que ha sido negada por los controladores”, leyó Bertrán.

El ejecutivo agregó que rechazan la operación debido a que la SVS objetó de manera formal algunas operaciones que realizaron las sociedades cascadas, las que afectarán a los estados financieros de estas sociedades. “Los balances de las cascadas están sujetos a severas modificaciones”, dijo.

Bertrán agregó que “no tiene presentación alguna que la administración de las cascadas lideradas por el Ponce Lerou propongan un aumento de capital en circunstancias que a la luz de los acontecimientos revelados por la Superintendencia se desprende que los activos de la sociedad fueron usados para generar utilidades en su beneficio personal que van en desmedro del patrimonio de las cascadas”.

“Son las pérdidas ocasionadas por estas operaciones, cuyos perjuicios se estiman en alrededor de US$500 millones los que el señor Ponce Lerou pretende que los accionistas minoritarios cubramos con los aumentos de capital propuestos hoy. Eso es ridículo y no tiene presentación alguna”.

Quienes también criticaron la propuesta, y por ende la rechazaron, fueron los representantes de las AFP Provida, Hábitat y Capital. Las administradoras de pensiones criticaron la ausencia de antecedentes específicos y necesarios para determinar la conveniencia del aumento de capital. También aludieron a la investigación que realiza la Superintendencia, ya que “en el caso de comprobarse los ilícitos, el patrimonio de las sociedades se vería gravemente afectado, por lo que no es posible aprobar en esas condiciones”.

El representante de AFP Hábitat fue más allá y le enrostró a la mesa que “la confianza en su administración y dirección de la sociedad se ha visto lesionada”.

Los representantes de AFP Cuprum, PlanVital, Seguros de Vida Consorcio y la Administradora de Fondos de Cesantía también rechazaron la propuesta. Representantes de BTG Pactual corredores de bolsa y de LarrainVial rechazaron con una parte de sus acciones, y se abstuvieron con otra.

LSOL

Portal Minero