Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Concurso busca fomentar la creatividad y el patentamiento en Chile.

Lunes 14 de Octubre de 2013.- Uno de los principales desafíos de la innovación es inculcar la importancia de la protección de las invenciones. Bajo esta premisa, desde hace cinco años la firma de asesoría legal y especialista en patentamiento, Sargent & Krahn, viene organizando el “Premio a la Innovación”, concurso que busca tanto impulsar la creatividad como contribuir a la protección de nuevas tecnologías, y que el viernes pasado premió a las tres mejores ideas de su quinta versión.

Hasta El Golf 50 concurrieron conocidos rostros del ecosistema de la innovación, encabezados por el ministro de Economía, Félix de Vicente; el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre; el presidente de Fundación Chile, Marcos Kulka; el director de INAPI, Maximiliano Santa Cruz, y empresarios como Salvador Said y Roberto Camhi.

El primer lugar lo obtuvo la empresa Ctrax, con un dispositivo que mide C02 y 02, temperatura y humedad en contenedores con carga agrícola en viajes por barco; el segundo, se otorgó a un preparado biológico para tratar enfermedades, y el tercero, a un filtro mecánico para uso en la minería e industria (detalles en recuadros).

Juan Pablo Egaña, socio de S&K y jurado del certamen, junto con señalar que en la elección de los ganadores pesó la solución técnica y su potencial comercial, advirtió que la protección de estas tecnologías es “una bisagra clave en el proceso de innovación”.

En la misma línea, el titular de Economía, Félix de Vicente, destacó el gran valor de las tecnologías ganadoras y la importancia de protegerlas a través del patentamiento, para así fomentar el espíritu innovador. “Ningún país en el mundo ha logrado el desarrollo sin un cambio importante en la productividad, y este cambio, en la mayoría de las ocasiones, viene de la mano de la innovación, por lo tanto, proteger estas innovaciones da garantía de impulsar un cambio en la productividad”.

Respecto al escenario futuro del patentamiento, Egaña afirmó que de mantener los ritmos de crecimiento social y económico, éste debiera crecer en Chile de modo proporcional. “Tal ha sido el comportamiento que se ha observado en economías vigorosas como China o Corea”, sostuvo.


1°: exportación controlada

La empresa Ctrax creó un dispositivo que mide y guarda en una memoria interna los niveles de CO2, O2, temperatura y humedad de productos almacenados en contenedores y que son transportados en barcos por largos períodos de tiempo, por ejemplo, hasta 50 días.

La empresa, que en 2012 fue elegida por Start-Up Chile de Corfo, y en 2013 fue una de las ganadoras del concurso "La Papa", de la U. Adolfo Ibáñez y FIA, planea escalar su dispositivo a una etapa comercial. De acuerdo con Alejandra Valdés, CCO de la compañía, esta tecnología no sólo resulta útil para los exportadores sino también para navieras, aseguradoras y liquidadoras.
"Estamos analizando potenciales clientes y pensamos ampliar nuestra oferta a nivel nacional e internacional en un futuro próximo", señala, detallando que planean realizar demostraciones comerciales en 2014.


2°: regeneración potenciada

En la medicina actual, el uso de preparados biológicos es reconocido por sus propiedades de regeneración y cicatrización, y la literatura médica reporta tratamientos en personas con síndrome de ojo seco, lesiones provocadas por la diabetes, cicatrices de acné y, a nivel odontológico, en el tratamiento de la gingivitis, todos con resultados favorables. Sin embargo, la utilización de estos preparados biológicos presenta problemas en personas con enfermedades autoinmunes, pudiendo resultar contraproducente.

Pensando en ello, Cristhian Urzúa y María Inés Díaz crearon un preparado biológico a partir de sangre de cordón umbilical, cuyas ventajas comparativas, además de la facilidad de extracción de la materia prima, radican en que presenta mayor potencial en sus capacidades regenerativas, que son necesarias para cualquier tratamiento.


3°: Filtro para relaves

Hace unos años, en un período de severa sequía, Emilio Espinoza creó un filtro mecánico eficiente para la agricultura, un sistema apto para filtrar cualquier tipo de fluidos y, por lo tanto, fácil de extrapolar a otros usos como relaves mineros y a la desalinización de agua de mar.

El sistema funciona en base a un mecanismo de contrapeso y poleas que, en el caso de la minería, permite comprimir concentrado de mineral y relaves contenidos en estaques. Una vez que éste pierde líquido, disminuye su peso, lo que aumenta la presión ejercida por el contrapeso. El sistema no utiliza energía directamente, pues funciona en base a la energía potencial del contrapeso y del mineral cargado, lo que representa ahorro energético y monetarios en la operación.

Emilio Espinoza espera el patentamiento de su invención para formar un startup.

DF

Portal Minero