Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 14 de Octubre de 2013.- “Las innovaciones a corto plazo no sirven, sino a largo plazo para que la empresa perdure y las riquezas se mantengan en el tiempo”, menciona el coordinador del clúster, Sergio Murúa.

Luego de 36 meses de trabajo y más de 180 empresas de la zona minera de la región de Atacama, culminó el proceso de análisis y desarrollo del “Catastro Clúster Minero Atacama: Sistema Georreferenciado para medir Innovación y Competitividad Territorial”, un proyecto Corfo llevado a cabo con aportes del FIC de Atacama y ejecutado a través de la USM y la U.de Atacama.

Se trata de una plataforma tecnológica georreferenciada pionera, que tiene por objetivo medir, desarrollar, emitir informes y analizar la competitividad desde la ubicación territorial de las empresas del sector minero, según comentó el coordinador del clúster y director ejecutivo del Centro de Desarrollo de Gestión de Proyectos TI de la Universidad Técnica Federico Santa María, Sergio Murúa.

—¿Cuáles fueron los primeros diagnósticos identificados?
—Principalmente, que hoy se está intentando hacer mucha innovación en la zona, pero no de forma disciplinada, es decir, los proveedores son poco competitivos. Muchos proyectos se están llevando a cabo, pero tienen un tiempo de vida escaso. Las innovaciones a corto plazo no sirven, sino a largo plazo para que la empresa perdure y las riquezas se mantengan en el tiempo.

—¿A qué se debería esto?
—Porque no tienen procesos estandarizados. La clave está en conjugar los gastos en innovación con la competitividad.

—¿En cuánto afecta esta deficiencia en la productividad de la zona?
—65% de su capacidad productiva sin explotar es lo que tienen las empresas proveedoras del sector. Esta baja competitividad se debería, principalmente, a que el 80% de las empresas no cuenta con certificaciones internacionales, reflejando el por qué de su escaso orden.

—¿Qué diagnósticos se hicieron respecto a la participación de profesionales?
—Por cuestiones de costos, quizás, hay muy poco profesionales. Uno de los resultados del estudio indica que 24% de quienes forman parte del capital humano de los proveedores son profesionales, 27% es técnico y 49% son operarios. Si una empresa quiere mejorar sus procesos, es importante introducir más profesionales. 

Estrategia

Portal Minero