Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

A través de Megeve tienen participación en varias empresas de exploración en la región. En algunas incluso han integrado a otros inversionistas locales, como Nicolás Ibañez.

Lunes 28 de Octubre de 2013.- En diciembre la familia Solari-Donaggio, a través de su family office Megeve, concretará su apuesta por la minería en Brasil, con el inicio de operaciones de su primer yacimiento de oro en ese país.

La mina se llama Palito y depende de la canadiense Serabi Gold, donde con un 40,5%, a través de Fratelli Investment, Megeve es el mayor accionista. Ésta es una reapertura, porque la mina fue cerrada en 2008, en medio de la crisis financiera que derribó el precio de los metales, y también por problemas operativos, derivados de un modelo de extracción muy poco selectivo.

En enero de este año Serabi Gold realizó un aumento de capital por US$ 25 millones para financiar este proyecto. Esa operación convirtió a Megeve en el mayor accionista de la empresa, claro que no fueron los únicos, pues según figura en los reportes de la canadiense a la bolsa de su país y a la de Londres, donde también está listada, con el apoyo de Asset Chile, lograron convencer a un grupo de inversionistas chilenos para sumarse a esta iniciativa y tomar el control de ella. Entre los capitales que atrajeron se cuenta Drake PIPE Fund, el family office del empresario Nicolás Ibáñez.

Los números de la primera operación minera de los Solari-Donaggio en Brasil son atractivos, pues aunque se trata de una operación mediana, que producirá 24 mil onzas anuales de oro, presenta altas leyes con un contenido de cobre de 9 gramos por tonelada, muy superior a los que se pueden encontrar hoy en Chile.

Este es un paso importante para esta rama de esta familia, que es una de las controladoras de Falabella y está encabezada por Reinaldo Solari, junto a sus hijos Piero, Sandro y Carlo. Ellos llevan más de una década ligados a la minería con Haldeman Mining, donde también están Anselmo Palma y Sergio Cardone Solari, que tiene una mina de cobre en Iquique y en enero pondrá en marcha una operación de oro en la Región de Coquimbo.

Conocedores del tema comentaron que la fórmula de Megeve ha sido formar un portafolio de pequeñas participaciones en mineras junior, que se dedican a la exploración.

Sus objetivos son proyectos medianos con altas leyes y que requieran un bajo capex. En esta línea, en julio Serabi absorbió a Kenai Resources, que tiene el proyecto Sao Chico, que está a 30 kilómetros de Palito y cuenta con una ley de 26 gramos por tonelada. Esto permitirá desarrollar sinergias como usar una misma planta de proceso, lo que reduciría el costo de producción desde los US$ 700 por onza actuales y subir la producción en un 50%.

En la industria comentan que los Solari-Donaggio no sólo están interesados en el oro, sino que hace tres años entraron en la propiedad de Avanco Resources, otra junior con exploraciones y proyectos de cobre en Brasil. A ello se suman pequeñas inversiones en firmas que buscan otros metales como vanadio.

A través del 8% que tienen en la firma Minera IRL, Megeve también tiene presencia en Perú y Argentina. En el primer país se trata de un proyecto de oro de 110 mil onzas por año y una inversión de US$ 180 millones, mientras en el segundo la iniciativa es por 50 mil onzas anuales de una inversión que ya fue financiada.

DF

Portal Minero