Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Según la firma de investigación respaldada por el gobierno chino, Antaike, la producción aumentaría con mayor rapidez.

Martes 29 de Octubre de 2013.- Si bien se prevé que el crecimiento del consumo de cobre refinado de China se aceleraría durante 2014, no sería lo suficiente como para apuntalar significativamente las importaciones, esto a medida que la producción aumentaría con mayor rapidez, estimó la firma de investigación respaldada por el Estado, Antaike.

China es el mayor productor y consumidor de cobre del mundo y sus importaciones han ido en descenso en línea con una actividad económica más débil, lo que ha reducido los precios internacionales del metal en casi un 10% este año.

Pero el mercado ha estado buscando una recuperación el próximo año, a medida que la economía se estabiliza y aumenta el gasto en infraestructura.

Se espera que el consumo de cobre refinado de China crezca en un 6,5%, a 8,7 millones de toneladas en el 2014, a medida que Pekín continúa invirtiendo fuertemente en el sector de energía, dijo a Reuters Yang Changhua, analista en jefe de Antaike.

La tasa de expansión ha subido levemente desde un 6,4%previsto este año y un incremento de un 4,8% registrado en el 2012, dijo Yang.

Por el lado del suministro, Antaike prevé que el crecimiento en la producción se modere a alrededor de un 7,4% en el 2014, a 6,8 millones de toneladas.

Esto ubicaría el déficit de suministro de China en 1,9 millones de toneladas en el 2014, frente a 1,84 millones previstas este año.

Pese a una escasez de suministros de chatarra de cobre, una alternativa más barata para la producción de cobre refinado, se espera que la producción total de China suba un 12,7%, a 6,33 millones de toneladas este año, a medida que más fundiciones recurren a los concentrados.

De la producción del 2013, casi un 70% estaría basada en concentrados, por encima de un 66% en el 2012 y un 65% en el 2011, dijo Yang.

Tras un débil periodo de seis meses, la demanda de cobre de China ha repuntado notablemente desde junio, a medida que Pekín ha elevado la inversión en redes de energía y otros trabajos de infraestructura para impulsar su economía.

Se espera además que el consumo de cobre refinado de China se mantenga robusto en el 2014, en medio de planes de urbanización de Pekín, impulsando la demanda de viviendas, infraestructura y aparatos eléctricos.

LTOL

Portal Minero