Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Miércoles 08 de Enero de 2014.- Pese a que en 2013 las materias primas registraron su primera caída anual en cinco años porque los suministros de maíz, azúcar, níquel y cobre excedieron con creces la demanda, y los inversores perdieron la fe en los metales preciosos como depósito de valoren favor de otros activos; el 2014 podría ser un año de sorpresas, principalmente para los commodities más castigados como el maíz con una caída del 40%, seguido por la plata con un declive del 36% y el oro con un descenso de 28%, según destaca Sala de Inversión.

Aunque la decisión del recién iniciado tapering de la Reserva Federal se cierne como una sombra que ennegrece el potencial rendimiento de los productos básicos, no son pocos los analistas que creen que los fundamentales siguen estando a favor y predicen que tanto el precio de los metales como de los cultivos se recupere en los próximos 12 meses.

De acuerdo con una reciente encuesta realizada por la agencia de noticias Bloomberg el valor del cobre incrementará en promedio a 7,836 dólares por tonelada este año; mientras que el platino se revalorizará un 20% hasta 1,650 dólares la onza, y el maíz subirá a 5,22 dólares por fanega, un dólar más que en la actualidad.

Y es que, atendiendo al pronóstico del Fondo Monetario Internacional, el crecimiento económico mundial se acelerará hasta el 3,6% en 2014, desde el 2,9% en 2013.

Guru Research & Advisory Services se encuentra entre las firmas que abogan por la recuperación de las materias primas señalando entre los favoritos a la plata y al petróleo que se beneficiarán de una mayor demanda procedente del sector industrial.

Posiblemente el mercado de los metales básicos empiece a recuperarse a partir del segundo trimestre del año liderado por un mejor desempeño del cobre, el aluminio y el níquel, potenciales destacados este año.

Pese a que el metal dorado estrene 2014 a la defensiva, las pérdidas podrían ser limitadas ya que los precios parecen estar tocando fondo, pero las condiciones globales sugieren que no existen razones hoy en día para ver una suba del precio del oro de manera significativa, según apunta el análisis de Saxo Bank.

Por su parte, la gestora británica ETF Securities prevé que la reactivación de la economía china mantendrá un crecimiento sostenido en el país del 7%, al que se sumará el de la economía estadounidense, pese a que la Fed retirará paulatinamente los estímulos monetarios mantenidos a los largo de los últimos años. En este escenario, el cobre, el platino y el paladio serían los más favorecidos por la reactivación de las dos grandes potencias mundiales.

En el mercado de energía, el petróleo y el gas natural posiblemente se vean afectados por la revalorización del dólar y un aumento del crudo iraní y de Libia. Por ello, Barclays anticipa el promedio del Brent en 101 dólares el barril durante el primer trimestre y en 108 dólares en el cuarto trimestre; mientras que el West Texas Intermediate promediará 95 dólares de enero a marzo, cerrando 2014 en 99 dólares.

En cuanto a los metales, el banco británico recomienda las ventas de oro anticipando una caída del metal precioso a 1.350 dólares por onza en el primer trimestre bajando a 1,270 dólares de octubre a diciembre.

Otros pronósticos apuntan que el níquel podría alcanzar 14,750 dólares solo en el primer trimestre, apoyado en la incertidumbre sobre la prohibición de la exportación en Indonesia; en tanto el plomo, el platino y el paladio irán en ascenso si China retoma las reformas estructurales que impulsen la demanda industrial.

Cronista.com

Portal Minero