Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Lunes 13 de Enero de 2014.- Puno, Madre de Dios y Cusco conforman el "triángulo del oro" y son las tres regiones que concentran más del 50% de la minería ilegal, aquella a la que de manera cómplice y durante años se le permitió acabar con la flora y fauna de extensas zonas intangibles; se suma a ello la carencia de una política firme de los gobiernos de turno.

Los intentos adoptados años atrás para detener la minería ilegal quedaron en intenciones. Los plazos dados para formalizar la extracción de recursos minerales en zonas prohibidas se incumplieron. Quienes se dedican al negocio ilegal, se ríen de las advertencias.

En las 26 regiones del país hay minería informal y en nueve es crítica la situación, como en Ayacucho, Apurímac, Arequipa, Ica, Huancavelica, La Libertad, Piura, Puno y Madre de Dios, donde grupos "antimineros" defienden a los ilegales con el "cuento" de preservar el medio ambiente.

Existen herramientas para acabar con la informalidad de la minería: el DL N° 1099, el DL N° 1100 y en especial el DL N° 1102, que tipifica como delito dicha actividad y establece de dos a seis años de prisión; empero, los sectores vinculados no tienen clara su función y por eso fracasan en su lucha frontal.

Por eso, el Estado debe fiscalizar en todos los niveles para cumplir con la formalización de más de 70 mil personas dedicadas a dicha actividad en los plazos fijados.

Si se sigue con la flexibilidad, la informalidad seguirá. En el 2013 vencía un plazo para la formalización, pero se amplió hasta el 19 de abril del 2014. La pregunta es: ¿ahora se cumplirá el plazo o una vez más habrá prórroga?

De esa fecha al 2016 debe cumplirse la etapa de saneamiento, ojalá sea cierto.

El último sábado se dio el nuevo decreto supremo que aprueba la Estrategia Nacional contra la Interdicción de la Minería Ilegal y se espera que esta norma se cumpla y no quede en un mero compendio de artículos que caerán en "saco roto".

Se avecinan protestas de los informales y hay que mantener la mano firme.

Diariocorreo.pe/opinion

Portal Minero