Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El líder gremial asegura que durante este mandato no se impulsaron las energías convencionales, faltó liderazgo para obtener consensos y que no hay una visión eléctrica de largo plazo en el país.

Martes 14 de Enero de 2014.- Con nota cuatro. Así califica el gerente general de la Asociación de Generadoras, René Muga, el desempeño del Gobierno en materia eléctrica.

“En los últimos cuatro años lo que se ha comenzado a construir solo cubre el crecimiento de un año y medio. Lo que hay que tener claro es que este país necesita anualmente, y en particular en el SIC, agregar una central Bocamina (350 MW). Eso no se está construyendo y estamos acumulando un déficit de oferta”, sentencia Muga.

El líder gremial reconoce que durante esta administración se ha producido un avance en materia de transmisión, pero critica el fuerte déficit en el segmento de generación, específicamente en grandes centrales convencionales.

“Este gobierno no contribuyó lo suficiente para resolver el problema de fondo del sector. Si bien es cierto que se avanzó en algunas materias importantes, el tema central de fondo está pendiente. Esto refleja una evaluación que no va más allá de suficiente”, dice el ejecutivo.

Y es que en estos cuatro años, critica Muga, no se ha logrado crear una política energética a nivel nacional, ni un consenso entre todos los actores para debatir las soluciones a la crisis eléctrica que vive Chile.

“No hemos logrado tener un liderazgo ni una conducción adecuada para encauzar este debate constructivamente, involucrando a todos los actores y realmente dando paso para resolver y generar una política de Estado en energía”, sostiene.

Según Muga, el próximo gobierno deberá asumir un costo político para resolver la problemática energética. En este sentido, afirma que el titular de la cartera del ramo deberá tener más aptitudes políticas, que le permitan buscar consensos entre la ciudadanía, los parlamentarios y el Gobierno.

“Este es un sector que requiere una visión de largo plazo y ningún gobierno está dispuesto a pagar los costos que significa tomar decisiones que son complejas. Nosotros tenemos mucha esperanza de que el próximo gobierno, que tiene un amplio respaldo popular y en el Congreso, tenga clara la urgencia en este tema. Hay que avanzar rápidamente en este nuevo trato”, sentencia.


Térmico e hídrico

Para Muga, las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) no pueden ser comparadas con la termoelectricidad o las grandes hidroeléctricas, pues su funcionamiento diario y su aporte al sistema es muy distinto.

“El mundo genera su energía eléctrica con termoelectricidad con más del 70% y la hidroelectricidad en casi un 20%. Estas son las opciones que el mundo tiene, descartando la nuclear, y en alguna de las dos tenemos que avanzar a través de una política de Estado con una estrategia de largo plazo. En estas definiciones no se avanzó nada”, dice.

En este punto, Muga agrega que las ERNC no permiten sostener el crecimiento de la demanda anual, por lo cual se debe buscar la manera de impulsar la termoelectricidad y la hidroelectricidad.

Emol

Portal Minero