Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El gremio proyecta una caída de hasta 9% en el precio del cobre, lo que impactaría las exportaciones del metal, que este año se reducirían en US$ 2.300 millones a US$ 45 mil millones.

Jueves 16 de Enero de 2014.- El aporte fiscal de la minería correspondiente a 2014 podría inscribirse como uno de los más bajos desde la aplicación del royalty, estimó la Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

Ayer el presidente del gremio, Alberto Salas, entregó las proyecciones para el sector y entre ellas mencionó que en lo correspondiente a 2013, la contribución de la industria al financiamiento público alcanzará US$ 5.500 millones.

Esto representa un 32% menos que los US$ 8.200 millones que la minería entregó en 2012 (US$ 2.700 millones). El dirigente precisó que este ítem considera la tributación de la minería privada y los excedentes de Codelco.

En este sentido, Salas proyectó que en 2014 este ítem podría volver a caer en un rango similar al del ejercicio recién pasado, con lo cual la industria podría entregarle al Fisco recursos por menos de US$ 3.000 millones, el menor nivel desde 2006 cuando comenzó la aplicación del impuesto específico a esta actividad (ver gráficos).

Los motivos de esta reducción, explicó el dirigente, son que la presión sobre los costos del sector continuará este año -manteniendo el énfasis en la energía- lo que en un contexto de menor precio proyectado para el cobre, afectará los márgenes, la utilidad y la rentabilidad de las mineras, y con ello sus aportes fiscales.

Caen los precios

El pronóstico de la Sonami  para la cotización del metal rojo tampoco es optimista.

El precio se vería afectado por un aumento relevante en la oferta, debido a la entrada en producción de nuevos proyectos en el mundo, tres de ellos en Chile (Ministro Hales, Sierra Gorda y Caserones), así como el aumento de producción de faenas en operación.

"La demanda no crecerá en la misma proporción, lo cual va a generar un superávit, estimado por parte del Grupo Internacional de Estudios del Cobre en torno a 600 mil toneladas, generando una caída en la cotización del metal", dijo el presidente de la Sonami.

De esta forma, el precio del cobre, que en 2013 promedió US$ 3,32 por libra, se movería este año en un rango de entre US$ 3 y US$ 3,2 por libra, lo que podría implicar una baja de hasta 9%, respecto del nivel del ejercicio recién pasado.

Este recorte, añadió Salas, impactaría directamente en las exportaciones cupríferas, que este año alcanzarían los US$ 45 mil millones, una cifra inferior comparada con los US$ 47.300 millones que se reportaron en 2013 y que representan el 61% de los envíos nacionales.

Las exportaciones del año pasado estuvieron US$ 2.900 millones por debajo del total registrado en 2012 lo que se explica por menores valores en los envíos de cobre
(US$ 1.700 millones), molibdeno (US$ 500 millones), oro (US$ 200 millones) y plata (US$ 240 millones).

Producción al alza

Los pronósticos de la Sonami se enmarcan en un escenario de aumento en la producción nacional del metal rojo, la que tras más de una década estancada en los cinco millones de toneladas de cobre fino, este año superaría los seis millones de toneladas.

Si esto sucede sería el segundo año consecutivo en que la producción local crecería a tasas por sobre el 5%, ya que en 2013 este ítem habría llegado a 5,77 millones de toneladas, un alza de 5,8% frente a 2012.
A diferencia de 2013 en que el sector privado fue principalmente el responsable del alza productiva, en 2014 sería la estatal Codelco la que explicaría más del 50% del incremento, con la entrada de Ministro Hales que aportará del orden de 180 mil toneladas de cobre fino.

Inversiones postergadas

Alberto Salas, insistió en que los casi US$ 50 mil millones (43%) de inversiones del sector que aparecen como postergadas o paralizadas en el marco de un total de US$ 115 mil millones, corresponden a proyectos que no han sido descartados.

El dirigente precisó que estas iniciativas están sometidas a reestudio o han sido ralentizadas. "Los proyectos no desaparecen", dijo y añadió que se concretarán en un período más largo.

Salas precisó que la interacción de las distintas variables que conforman la evaluación de un proyecto en términos económicos y de desarrollo, hacen que sea "prudente en unos casos y razonbable o indispensable en otros hacer cambios, como sucede con Barrick, donde es indispensable superar los incumplimientos de Pascua-Lama", puntualizó.

DF

Portal Minero