Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Lunes 20 de Enero de 2014.- La franqueza fue lo que imperó en la reunión que el pasado viernes, poco antes del mediodía, sostuvo el controlador de la cascada sobre SQM, Julio Ponce, con José Antonio Guzmán, presidente de AFP Habitat; un escenario que nadie habría predicho por la forma en cómo se ha dado el caso Cascada.

En las oficinas de Marchant Pereira 10, por más de una hora y media, Ponce y Guzmán sostuvieron una reunión que quienes supieron de ella la calificaron como "cordial".

¿El objetivo? Hablar sin tapujos sobre el caso, básicamente intercambiar visiones sobre cómo ambas partes ven la coyuntura que afecta a la cascada sobre SQM, sin discutir respecto de los aumentos de capital en carpeta propuestos por las empresas de Ponce, ni tampoco de las querellas que Habitat presentó en contra de "quienes resulten responsables" de información privilegiada en las operaciones que involucra a la cadena controladora de SQM y sus relacionados, entre ellos el empresario.

Conocedores del encuentro afirmaron que fue Julio Ponce quien se refirió al asunto, dando su visión de los hechos. Ésta estuvo muy en línea con los descargos que su defensa entregó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) tras ser sujeto de formulaciones de cargos por varias infracciones a las leyes de Valores y de Sociedades Anónimas.

Guzmán, mientras tanto, replicó sin filtros el cómo veía las cosas. Si bien no trascendieron detalles, su AFP estima perjuicios para sí misma por US$12 millones, tras el esquema de transacciones irregulares detectado por la SVS. Mientras que quienes se beneficiaron de éste, las sociedades relacionadas, vinculadas e instrumentales, habrían obtenido ganancias por US$390 millones.

Con esos cálculos, la AFP ligada a la Cámara Chilena de la Construcción presentó la mencionada querella en diciembre pasado, siendo ésta accionista del 2,94% en Norte Grande y 4,85% en Oro Blanco.


¿UN GIRO EN EL CASO?

La reunión que Ponce pidió a Guzmán marca un giro importante en su estrategia de defensa.

Es que este paso contrasta con la ofensiva que durante el último tiempo ha ejercido la defensa del empresario en contra de las AFP y Moneda. De hecho, en 2013 las sociedades de Ponce requirieron a la SVS que cite a declarar precisamente a José Antonio Guzmán, por presidir una de las AFP que habrían participado de una "campaña orquestada" en contra de sus sociedades.

En el marco de esos mismos requerimientos, se pidió que Guzmán explicara el porqué expresó públicamente que quería la fusión de estas sociedades.

Por el lado de Habitat, ésta -junto a Moneda Asset Management- ha liderado las denuncias en contra de las sociedades de Ponce. De hecho, esta AFP fue la primera en recurrir a la SVS para que investigara a estas sociedades en 2012, fiscalización que derivó en la formulación de cargos que pesa sobre Ponce y otros ejecutivos de la cascada.

Conocedores del encuentro, explicaron, sin embargo, que la pugna "no es personal", por tanto las relaciones no quedaron ni mejor ni peor que antes. En octubre de 2013, las partes ya habían sostenido un encuentro, en el marco de una ronda de reuniones que Ponce comandó para discutir el aumento de capital. Sin embargo, éste sólo asistió al encuentro con Provida.

En el entorno de la cascada no confirmaron si acaso esta reunión se enmarca en una ronda con todas las AFP, aunque esta vez el aumento de capital no es lo que preocupa a Ponce, sino el caso en sí.

Pulso

Portal Minero