Skip to end of metadata
Go to start of metadata

España

Miércoles 29 de Enero de 2014.- El sector eólico instaló en España 175 MW en 2013, un aumento del 0,77% a lo largo del año. Se trata del menor ritmo de crecimiento desde 1997, año en que se introdujo por primera vez la regulación para el sector. A 31 de diciembre, la potencia total acumulada ascendía a 22.959 MW, tomando como fuente los datos recopilados por la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

Según la patronal del sector, que utiliza el criterio de acta de puesta en servicio definitiva, solo cuatro de las clásicas compañías eólicas de España lograron poner nueva potencia en operación (ver cuadro): Enel Green Power (88,27 MW), Acciona Energía (39 MW), EDPR (13,23 MW) y Gamesa Energía (9,50 MW) -además de otros 25 MW imputados a "otros"-. Iberdrola no ha incorporado ningún megawatio pero mantiene su liderato en el país, con 24 de cada 100 MW instalados bajo su propiedad.

Por tecnólogo (ver cuadro), Gamesa ha suministrado casi la mitad de la nueva potencia y refuerza su predominio en España con una cuota del 52,3% de los megawatios operativos. Por detrás de la corporación vasca, Acciona Windpower (70,50 MW), M. Torres (9,90 MW) y Eozén (4,50 MW). Vestas y Alstom apenas han suministrado 2 y 2,55 MW, respectivamente, y Norvento, 0,1 MW. Otros grandes nombres, como GE, Siemens, Suzlon o Enercon no han incorporado nueva potencia instalada a su portfolio español. La comunidad autónoma dónde más megavatios se instalaron en 2013 fue Andalucía (ver cuadro).

Últimos coletazos del Registro de Preasignación

La AEE informa de que los 22.959 MW instalados están 2.000 MW por debajo de los 24.988 MW previstos por el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020. Por ello, cuando la CNMC, en su informe del pasado 17 de diciembre sobre el borrador de Real Decreto sobre renovables, cogeneración y residuos, señala que “determinadas tecnologías han superado con creces los objetivos” como uno de los motivos por el que justifica que se reduzca aún más la retribución de las instalaciones existentes, no se deberían considerar los parques eólicos.

Los 175 MW instalados el pasado año corresponden a los últimos coletazos del Registro de Preasignación y, por tanto, sujetos a la retribución prevista en el Real Decreto 661/2007. Sin embargo, los titulares de 928 MW inscritos han renunciado a su instalación ya que, con la nueva regulación pendiente de aprobación en la Reforma Energética, "no solo no salen los números, sino que se genera una importante inseguridad jurídica", recoge la AEE. Además, hay otros 177 MW inscritos no instalados cuyos titulares no han renunciado expresamente a la construcción, a la espera de conocer el detalle de la nueva normativa en trámite.

Alimarket.es

Portal Minero