Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Relación con las comunidades y respeto al medioambiente forman parte de la estrategia.

Viernes 02 de Mayo de 2014.- Construir una industria minera desde cero, a la sombra de un sector petrolero todopoderoso, no es tarea fácil. Menos, si los actores se mueven por separado. Pero en Noruega, lo están intentando.

Elisabeth Gammelsæter formaba parte de los directorios de la Asociación de Productores de Agregados, la Asociación de Canteros Noruegos, y la Asociación Minera de Noruega, y escuchaba los mismos planteamientos en las tres reuniones. Hace cinco años, decidieron aliarse en la Norsk Bergindustri y crear un secretariado general único, cuya dirección asumió Gammelsæter. “Eso hizo que el gobierno nos mirara con más atención, ser un grupo grande en lugar de tres pequeños”, recuerda.

Poco después entró en vigencia la ley minera de Noruega, tras un proceso de 25 años, debido a que debía resolver problemas políticos importantes como los derechos del dueño del terreno donde se encontraran minerales, la obligación de las mineras de limpiar tras el cierre de operaciones, y la situación de los Sami, los indígenas noruegos. Si bien este último punto aún les da dolores de cabeza, la ley reconoce a la industria minera y su derecho a desarrollarse -en medio de una sociedad donde el medioambiente es una preocupación fundamental. Y aunque no forman parte de la Unión Europea, también recibieron impulso de Bruselas: Europa produce menos del 4% de los minerales del mundo, pero consume en torno al 20%, y quiere cerrar esa brecha. Para ello, está mirando a Escandinavia y la región de Barents.

La importancia creciente del sector y la insistencia de sus dirigentes convenció al gobierno de elaborar una estrategia nacional minera, que se presentó en marzo de 2013. En ella se plantean como objetivos el impulso a una industria minera rentable, con fuerte creación de valor y crecimiento, que sea una de las más amigables con el medio ambiente del mundo, sujeta a regulaciones predecibles y eficientes, y que cuente con acceso a información acerca de recursos naturales y a conocimiento y mano de obra capacitada.

La estrategia proporciona además un marco de operación, ya que exige a las autoridades responsables por la planificación y desarrollo, locales y nacionales, que conozcan la disponibilidad de recursos geológicos bajo su jurisdicción y tomen esa información en cuenta. Asimismo, establece una forma de relacionarse con las comunidades.

LTOL

Portal Minero