Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Martes 13 de Mayo de 2014.- El ex subsecretario de Minería de la administración Piñera, Francisco Orrego, plantea que el modelo de gobierno corporativo de Codelco requiere un mayor periodo de maduración, al analizar los nombramientos de los nuevos directores de la estatal nombrados por la Presidenta Bachelet.

¿Qué lectura hace  de los nombramientos?
Después de varias semanas de especulaciones, finalmente la Presidenta Bachelet optó por designar a dos directores (Landerretche y Contreras) que son destacados economistas afines al Gobierno, aunque muy respetados por sus pares. También ha designado a una abogada con una larga trayectoria política, cuya nominación estaría más bien explicada por un factor de confianza política del Gobierno, más que fundada en una trayectoria empresarial.

¿Cree que se privilegió una mirada más política hacia la compañía?
La nominación de dos economistas nos habla más bien de que se ha privilegiado una mirada más bien técnica. Sin embargo, ninguno de los tres directores tiene mayor experiencia en el manejo o gestión de empresas, lo que podría ser un aspecto cuestionable. También llama la atención que entre los tres directores designados no haya ninguno que conozca de la industria minera. Así, salvo por Marcos Lima, no hay en el directorio ningún miembro que provenga del sector.

¿Cuál debería ser el foco del nuevo directorio de la corporación?
Recordemos que sólo se ha producido una renovación parcial y no total del directorio de Codelco, por lo que uno debería esperar que el directorio continúe con los planes que ha venido trabajando en estos últimos años como son el desarrollo de los proyectos estructurales de la corporación, en el plan de reducción de costos y en el plan de financiamiento de sus inversiones.

¿Ve un riesgo de co-gestión con los trabajadores en Codelco?
En toda corporación la relación entre la administración de la empresa y los trabajadores es fundamental. Lo que veo es que en Codelco hay espacios de colaboración entre la corporación y sus trabajadores, pero eso requiere de esfuerzos por ambos lados.

¿Cómo evalúa el funcionamiento de la ley de gobierno corporativo?
El gobierno corporativo de Codelco, que fue aprobado con gran apoyo bajo el anterior gobierno de la Presidenta Bachelet, fue creado pensando en el largo plazo de la corporación de modo que trascendiera los cambios de gobierno y así lo entendimos en el Gobierno del Presidente Piñera. En este sentido, tengo una evaluación positiva de la aplicación de este modelo de gobierno corporativo, a tal punto que modelos similares debieran ser extendidos a otras empresas públicas como ENAP y Enami. Aún así, pienso que este modelo de gobierno corporativo no se pone en riesgo necesariamente con un cambio de directores sino que más bien con un eventual cambio de la administración ejecutiva superior. Lo peor que le puede pasar a este modelo de gobierno corporativo es que sea deslegitimado por el Gobierno, tal como ha sucedido con el sistema de Alta Dirección Pública.

¿Cree que sería una buena señal la continuidad de Thomas Keller e Codelco?
Aunque hay consenso en que el actual equipo de administración de Codelco ha hecho un gran trabajo en la conducción de la empresa en un periodo que ha sido particularmente difícil y desafiante para la minería chilena y mundial, estimo que el acento o el foco hay que ponerlo más bien en legitimar el actual sistema de gobierno corporativo de la empresa. La gestión de la principal empresa de cobre del mundo y el desarrollo de su plan estructural, que son de largo plazo, no puede quedar expuesto a los cambios de gobierno.

Pulso

Portal Minero