Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Según estadísticas de Portal Minero actualizadas al mes de mayo, hoy son más de 400 los proyectos de minería y energía que se encuentran activos en nuestro país, lo que corresponde a prácticamente un 85% del total.

Miércoles 14 de Mayo de 2014.- El Banco Central dio a conocer este martes su primer “Informe de Percepciones de Negocio” de 2014 (el segundo se publica en el mes de noviembre), que considera entrevistas a ejecutivos de unas 100 empresas de diversas áreas a lo largo del país, realizadas durante abril de este año. El estudio –que “no coincide necesariamente con la evaluación del Consejo del Banco Central sobre la coyuntura económica”- es un buen indicador respecto del estado de ánimo que manifiestan las empresas, muchas de ellas relacionadas con la actividad minera, especialmente en el norte del país.

¿Cómo evalúan el actual escenario estas empresas y como proyectan lo que viene para este año? Al mirar específicamente los resultados en la denominada “Macrozona Norte” (entre la región de Arica y Parinacota y la región de Coquimbo), el informe da cuenta de un desánimo bastante generalizado entre las empresas de diversos sectores: la mayoría percibe que este primer trimestre de 2014 “el desempeño general de los negocios fue similar o empeoró” respecto de la segunda mitrad del año anterior, visión que destacaría especialmente entre las empresas relacionadas directa o indirectamente con la actividad minera, dice el informe.

Las perspectivas para el mediano plazo muestran una tendencia similar. Según el estudio, “la mayoría de los entrevistados señala que los niveles de actividad serían similares a los del primer cuarto” durante el próximo trimestre y aunque anticipan que podría observarse una mejoría hacia el segundo semestre, ello está fuertemente ligado “a la evolución que tengan los distintos proyectos mineros en Carpeta”.

Como explica Barinia Vidal, Jefa de Proyectos y Estudios de Portal Minero, “es natural que en la zona norte los distintos sectores se sientan un poco dependientes del desarrollo minero, y en cierta forma es una evaluación correcta, por la importancia estratégica que tiene la minería para la actividad económica en general”. “Lo que no es correcto –agrega- es esta percepción de que la actividad minera está estancada. Siento que hay una preocupación un poco exagerada, que ha sido muy alimentada por los medios. Especialmente para los proveedores mineros el escenario actual sigue siendo muy auspicioso: la gran mayoría de los proyectos están activos, también hay gran cantidad de proyectos energéticos; y en ese sentido, la verdad es que la dinámica y las oportunidades para hacer negocios en torno a la minería están intactas”.
 
La percepción versus las cifras

Las cifras respaldan a Vidal en este sentido. Según estadísticas de Portal Minero actualizadas al mes de mayo, hoy son más de 400 los proyectos de minería y energía que se encuentran activos en nuestro país. De ellos, 175 corresponden directamente a proyectos mineros, y unos 228 son proyectos de energía. “Estamos hablando de que casi un 85% del total de los proyectos está en una situación de normalidad, avanzando. Los mensajes que llegan desde los medios entregan señales confusas: pareciera que la industria está en una situación de paralización total, pero lo cierto que solo un 16% de los proyectos está en estado de suspensión”. De ese grupo casi un 60% correspondería además al área energética. Según la especialista, la cantidad de proyectos propiamente mineros que están paralizados representan una proporción “reducida”.

“Visto en montos de inversión, como presentan los medios generalmente estas informaciones, se ve muy impactante. Pero son pocos los proyectos suspendidos, en proporción. Son muchos los proyectos que están funcionando en torno a los más grandes o emblemáticos que están con algún problema”, explica Barinia Vidal. “El mercado sigue siendo sumamente amplio y atractivo. Cuando visito las ferias, cuando analizamos los montos y la cantidad, y la calidad, de los negocios que se siguen generando en torno a la minería; termino de convencerme de que hay un espacio demasiado amplio para hacer negocios en esta industria. No a largo plazo, no mañana… hoy”, refuerza Carolina Morgado, Product Manager de Portal Minero.

Ambas concuerdan, sin embargo, en la situación especial que enfrenta Atacama, donde hay varios proyectos de gran envergadura que se han paralizado. Hoy están suspendidos tres de los proyectos más importantes de la región; El Morro (Goldcorp) y Pascua Lama y Casale (Barrick Gold) que suman conjuntamente inversiones por cerca de UDS 18 mil millones. Ello explicaría en gran medida lo que señala el Informe de percepciones del Banco Central, según el cual entre los empresarios de la región vinculados con la minería se refleja de manera marcada y sostenida este “bajón anímico”, del que da cuenta el instrumento presentado esta semana.
 
Riesgos y oportunidad

Otro aspecto que hay que tener a la vista para una mejor consideración del panorama y el potencial para los negocios –señalan las especialistas- es la etapa en que se encuentran los proyectos actualmente activos.

Según las cifras de Portal Minero, un porcentaje importante (44%) ya se encuentra en la etapa de Ingeniería de Detalle y en la etapa de Construcción, con lo que “han alcanzado un punto que es prácticamente irreversible”, como explica Vidal. “Es muy poco probable que un proyecto que ha llegado a esas instancias se suspenda. “Según las cifras que manejamos en Portal Minero – agrega- un 59% de los proyectos que están suspendidos se encuentra en una etapa temprana de desarrollo”, es decir: desde la fase de exploración, hasta una etapa de Ingeniería Básica. En ese sentido, complementa Carolina Morgado, los proveedores encuentran hoy una gran cantidad de proyectos que “constituyen oportunidades sumamente confiables, con muy bajo riesgo de ser suspendidos o afectados de forma significativa por factores externos”

¿De dónde nace entonces esta sensación de incertidumbre y desánimo? El factor mediático es un punto a considerar, aunque también habría elementos propios de la estrategia con que las empresas están enfrentando el escenario actual, explica Morgado. Según la especialista, el fin del denominado “súper ciclo” que experimentaron los precios del cobre y otros metales, no ha  venido necesariamente acompañado de estrategias comerciales más agresivas por parte de las empresas. 

“Creo que se dio un fenómeno bastante especial durante mucho tiempo, en que por la gran demanda de diversos productos y servicios que generó el ‘boom’ del sector minero por muchos meses; muchas empresas, y especialmente muchos proveedores directos de la minería, se acostumbraron a hacer una venta que era prácticamente desde el mesón, en la que vendían todo”, dice. “Las empresas deben entender que ese momento fue excepcional”, agrega. A su juicio: “el escenario que tenemos hoy es el escenario de normalidad, en base a esto es que hay que proyectarse. Y aunque sigue siendo un escenario muy propicio, necesita una nueva mirada, un mayor despliegue, más agresividad. Las empresas ya no van a venir tan solas, ahora empieza la parte entretenida para los proveedores”


Exclusivo

Portal Minero