Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Jueves 15 de Mayo de 2014.- Cuando aún no se conocía el detalle del proyecto, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) Hermann von Mühlenbrock manifestó que las inversiones se irían del país, y es que la modificación del FUT y la derogación del DL600 son puntos sensibles.

De hecho las transnacionales ya están reflexionando si mantendrán o no las utilidades en Chile y muchas están revisando la factibilidad de sus proyectos, así lo aseguró el socio de RSM Chile Auditores, Luis Landa, quien explica que la firma atiende a más de 300 empresas, muchas de ellas extranjeras.

Dentro de las principales inquietudes, el ejecutivo destaca:

-El alza del impuesto de primera categoría, de un 20% al 25%

-La retención de un 10% adicional para alcanzar el 35%, sobre base devengada. Esto, porque la tasa de impuesto del 20% actual es un incentivo para no retirar y reinvertir las utilidades  en Chile.

Respecto del segundo punto, Landa sostiene que actualmente, “las empresas pagan un impuesto del 20% sobre sus utilidades anuales y si éstas se mantienen en la compañía, no tributan con ningún otro impuesto, hasta cuando sean retiradas o distribuidas a sus socios o accionistas, respectivamente”, explica. “Cuando estas utilidades sean entregadas a sus socios o accionistas extranjeros, deben pagar un 35% de impuesto adicional, pudiendo descontar el 20% que pagó la compañía; es decir, se gravan con un 15% de diferencia,  pero sobre el monto que recibe el socio o accionistas y no sobre toda la utilidad que obtuvo la compañía”, explica el socio de RSM Chile Auditores.

Con la Reforma Tributaria, el cambio que se quiere introducir es “obligar a que la utilidad que obtiene la compañía sea gravada con un 25% y sus socios o accionistas extranjeros con un 10% más, totalizando un 35%, pero con la gran diferencia que, en este caso, será sobre toda la utilidad obtenida, aun cuando permanezca invertida en la compañía en maquinaria, equipos, mercaderías, etc.”, aclara el especialista.


Envío de utilidades al exterior

Por otra parte, el contador público y auditor cuenta que el envío de las utilidades al exterior, “hará que las compañías deban recurrir al mercado cambiario, lo cual podría afectar la tasa cambiaria y por ende, en el IPC”, asegura. En ese sentido, un cambio de esta magnitud en la tasa de impuesto debe ser considerado en las evaluaciones de los futuros proyectos de inversión y una reevaluación de los actuales proyectos y negocios en curso.

El reinvertir utilidades en el negocio es, a su vez, fuente generadora de utilidades por lo que una menor reinversión impactará la rentabilidad. Adicionalmente, “debe tenerse en cuenta las presiones de caja que tendría el incremento de la tasa de impuestos, cuando su práctica anterior era no distribuir las utilidades y pagar un 20% en lugar del 35%”, dice.

Cabe mencionar que el proyecto de ley considera la derogación del DL 600, que garantiza invariabilidad tributaria para aquellas inversiones extranjeras que se quieran acoger a ello. Esta invariabilidad es sobre ciertos aspectos como el tema tributario,  con la reforma “no se somete a esa realidad y se somete a la realidad de los inversionistas nacionales, pero no es algo que ahuyente a la inversión, pero que lo va a impactar sí, y es un instrumento del que dejarán de disponer, me he enterado que el Gobierno está trabajando en implementar otro instrumento que promueva la inversión extranjera, lo que es algo que sí necesitamos.


El sector minero sería uno de los más afectados

Si bien Landa asegura que todos los sectores de la economía se verán afectados, “aquellos con inversiones en minería lo sentirán más,  como son proyectos de más largo plazo, cuesta más tomar decisiones sobre seguir operando en el país o no, podrían incluso pensar que quisieran invertir en otro lado, pero no creo tanto en eso porque lo que ocurre es que Chile tiene una estabilidad que pocos países pueden mostrar en América Latina”.

“Aun cuando el que le van a sacar caja a los dineros reinvertidos, o sea utilidades no retiradas, van a pagar un impuesto que sube al 25% eso les afectará el flujo de caja, pero aun siendo así nos quedamos con impuesto que se parecen a otros sectores de la región y por lo tanto pesan factores como de la estabilidad”, agregó.

Por ahora, aún hay incertidumbre, porque si bien se sabe que el FUT es como el corazón de la reforma “y por lo tanto no es transable, se está viendo la posibilidad de modificar algunos aspectos como la tasa misma, entonces son preguntas que cualquier inversionista necesita algo más de claridad”

Terra

Portal Minero