Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La firma de un memorándum de entendimiento con 15 de las 18 comunidades diaguitas del valle del Huasco podría ser un paso clave para el proyecto.

Miércoles 28 de Mayo de 2014.- Asoman algunos rayos de sol en el horizonte de Barrick respecto de Pascua-Lama. Las complicaciones que ha tenido el proyecto parecían haber llegado a un nuevo peak hace unos días, con la presentación de una millonaria demanada colectiva en Canadá por parte de accionista de la minera, que reclaman haber recibido información sesgada respecto de los costos y los "desafíos" que implicaría sacar adelante el proyecto bi-nacional; pero lo cierto es que la compañía ha estado dando pasos significativos en su lucha por hacer viable el proyecto.

Así, mientras avanzaba en un acercamiento con las nuevas autoridades, a las que habría dejado en claro su intención de subsanar los problemas ambientales que derivaron en la paralización; la aurífera estuvo avanzando en un "memorandum de entendimiento" con las comunidades diaguitas de la zona, otro flanco de conflicto relevante.

La información que comenzó a circular la noche de este martes da cuenta de un documento que se había firmado a finales de abril de este año, con la concurrencia de 15 de las 18 comunidades indígenas que habitan el valle del río Huasco, en la III región. Según consigla La Tercera, el documento tiene unas diez páginas y se titula “Acuerdo de intercambio de información y comunicación”.

La misma publicación aclara que se trata, por ahora, solo de la fase preliminar de un proceso que involucraría varias etapas, por lo que aún no es vinculante. Tampoco demasiado "oficial". Barrick ha sido sumamente cuidadoso en evitar la publicidad de las tratativas; y su contraparte no muestra mucho más entusiasmo: según Lorenzo Soto, abogado de las comunidades, el documento no constituye un trato, y es solo “la fase inicial de un proceso para acercar a las partes”, como señaló a radio Bío-Bío.

En lo que si existió acuerdo es en que las conversaciones sean mediadas por el antropólogo y abogado Alonso Barros. Consultado por el diario electrónico El Mostrador, el jurista respaldó la idea de que, por el momento, lo establecido en el memorandum no constituye más que "un rayado de cancha".


Royalty

La primera parte del proceso estaría centrada en la entrega de antecedentes por parte de la minera, señala la información. La idea es que a partir de ellos las comunidades puedan evaluar el impacto de Pascua-Lama respecto del agua, los territorios donde habitan y su patrimonio cultural. Barrick incluso entregará recursos para la contratación de expertos, que puedan colaborar en la invetigación. Luego de ello se constuirá una mesa de seis técnicos designados por ambas partes, que consensuará un informe final. 

El inicio de la segunda etapa queda sujeto al resultado de ese proceso, y contempla la negociación de un "royalty indígena", señala La Tercera. Se trata de un pago a las comunidades que podría ser fijado hasta en un 5% de las ventas anuales. Aunque sería una herramienta inédita en nuestro país, ha funcionado con éxito en según algunos proyectos en Canadá y Australia. Para Barros, si el proceso deriva en un acuerdo que contemple el pago de regalías, sería “una revolución en el sistema nacional”.

Otro punto relevante sería que, aún cuando la compañía canadiense volviera a tener luz verde en lo legal y administrativo, no podría retomar los trabajos hasta que concluya este proceso de acuerdo. Cabe señalar que hasta ahora la iniciativa le ha significado a Barrick el desembolso de USD 4.000 millones, la mitad la inversión que tiene proyectada.

Portal Minero