Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El dueño de la minera, Francisco Errázuriz Ovalle, aceptó la suspensión condicional del procedimiento a cambio del cierre de 38 pozos.

Jueves 29 de Mayo de 2014.- A la pena de 61 días de presidio fue condenado Carlos Contreras Quispe, gerente de la Sociedad Contractual Minera Compañía de Salitre y Yodo Cala Cala (Cosayach). La pena fue resuelta por el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte por el delito reiterado de usurpación de aguas.

El dueño de la empresa, Francisco Javier Errázuriz Ovalle, y dos gerentes aceptaron la suspensión condicional del procedimiento, propuesta por la fiscalía. A cambio, se ordenó el cierre de 38 pozos en los sectores de Cala Cala y Negreiros. Estos se utilizaban desde 2003 para extraer agua, para uso minero, sin contar con derechos de aprovechamiento o título legítimo.

Según la fiscalía, la situación afectó a derechos subterráneos de Soquimich y también a la cuenca del Tamarugal. Durante la audiencia de ayer, Contreras aceptó los hechos, mientras que Errázuriz y los ejecutivos Waldo González Bravo y Alejandro Puelles Ocaranza aprobaron la suspensión condicional. La fiscalía será quien revise que se cumpla la medida.

El fiscal del caso, Juan Zepeda, explicó que si bien la fiscalía acusó a todos los ejecutivos, “en el caso de Contreras Quispe, su responsabilidad es mayor, por ser quien estuvo más tiempo en su cargo, el que además es operativo en faena y con actividad en los pozos”.

El Mercurio

Portal Minero