Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

El Presidente Barack Obama anunciará este lunes una agresiva propuesta contra el cambio climático, que podría constituirse en una referencia.

Lunes 02 de Junio de 2014.- El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciará este lunes nuevos límites para las emisiones de dióxido de carbono que generan las termoeléctricas estadounidenses a carbón. La expectativa en torno al anuncio es alta y sus partidarios celebran la iniciativa como una de las medidas que definirán su presidencia, pues podría además constituirse en una importante referencia.

Para quienes se oponen, en cambio, se trata de una medida que además de destruir miles de empleos, no logrará que otros países disminuyan sus plantas a carbón, las mayores productoras de dióxido de carbono, que es a la vez el más importante de los gases de efecto invernadero producido por la actividad humana.

La medida de todos modos ha sido calificada como histórica. Desde los años 80, la comunidad científica internacional ha pedido una acción concertada contra el cambio climático, que si bien se concretó una década después con la firma del protocolo de Kioto (1997), no contó con la ratificación de Estados Unidos, lo que atentó contra su efectividad. Hasta ahora, el ofrecimiento de EE.UU. fue recortar sus emisiones en un 17%, entre 2005 y 2020, compromiso que era inferior al de otros países industrializados.

Con la decisión de limitar las emisiones de las termoeléctricas a carbón que se anunciará hoy, EEUU estará dando el paso más grande de un Presidente estadounidense para abordar el cambio climático, en casi 20 años de conversaciones globales sobre el tema. Por otro lado, el anuncio llega en un momento crucial: tras no encontrar un acuerdo en Copenhague, las principales potencias del mundo acordaron trabajar en un nuevo pacto que debería estar listo en París, a fines del próximo año. En ese sentido, los anuncios de Obama podrían marcar una referencia.

En la actualidad, el principal emisor de gases de efecto invernadero es China, con 29% del total, mientras que un 15% es producido en suelo estadounidense. Hasta ahora, el gigante asiático había puesto por delante la necesidad de que EE.UU. diera señales de estar preocupado por este tema. lo que finalmente está sucediendo. 

En este nueva actitud de los norteamericanos respecto del control de sus emisiones sería clave el actual Secretario de Estado de la administración de Obama, John Kerry, quien es un reconocido impulsor de la causa del cambio climático.

La Tercera

Portal Minero