Skip to end of metadata
Go to start of metadata

México

Sábado 07 de Junio de 2014.- El crecimiento económico de México deja mucho que desear. Hace un par de semanas el Banco de México (Banxico) redujo su estimación del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2014, desde 3.0 y 4.0% hasta un rango de 2.3 y 3.3 por ciento.

Cabe comparar que el mercado bursátil de India tiene un valor de capitalización de 1.43 billones de dólares, superando al PIB nacional del 2014 (equivalente a 1.3 billones de dólares).

Las estadísticas no alientan, aunque no ha sido impedimento para que inversionistas nacionales y extranjeros mantengan una visión positiva en el crecimiento de México, pues aseguran que la aprobación de reformas estructurales les dará la oportunidad de hacer nuevos negocios.

México tiene potencial, especialmente en el sector de la energía; el escenario luce prometedor, expertos confían en que traiga consigo financiamiento para proyectos energéticos que favorezcan la economía nacional. Guillermo Ortiz, presidente de Grupo Financiero Banorte, recalcó que la clave es tener un portafolio de proyectos buenos. “Si hay buenos proyectos, hay financiamiento”.

Con esta premisa, el titular del banco anunció la creación de un fondo para invertir en proyectos de energía, el cual deberá estar listo a finales del 2014 y contará con una bolsa inicial de 500 millones ?de dólares, y dijo que ya dialogan con ?inversionistas interesados en el tema.

MOMENTO DECISIVO

Dentro del grupo de economías emergentes, no sólo México ofrece atractivas oportunidades para inversionistas, pero sí es el país que la mayoría observa. Por esto se ha convertido en el atractivo número uno para los financieros nacionales y extranjeros a largo plazo.

Y aunque la reforma fiscal no era lo que se esperaba, la reforma energética muestra grandes expectativas, principalmente el crecimiento de 1.5% extra en el PIB, según Luis Robles Miaja, ?presidente del Consejo de Administración de Grupo Financiero BBVA ?Bancomer.

Igualmente, el beneficio se verá reflejado en la generación de empleos. Alfonso Navarrete Prida, secretario de Trabajo, informó que esta reforma será el detonante del trabajo en lo que resta del sexenio, pues se prevé que se creen 500,000 empleos directos, lo que se multiplicará por tres en puestos indirectos.

Larry Fink, presidente y director Ejecutivo de BlackRock, afirmó que el momento por el que México atraviesa es decisivo: “las reformas tienen el objetivo de construir un mejor futuro, especialmente la energética, misma que dará al país un rol muy importante en el mercado global de capitales”.

El país tiene un gran número de oportunidades. Además, evidencia tener habilidades suficientes para competir con grandes países como China.

Lo que no se debe olvidar es que el impacto de este grupo de reformas no será a corto plazo. Se necesita tiempo para observar una huella significativa en la economía de México. Empero, es hora de invertir y promover la productividad nacional.

Eleconomista.com.mx/

Portal Minero