Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Martes 10 de Junio de 2014.- Ricardo Arce, gerente general de QlikView, explica cómo la industria financiera, la banca, el sector retail y la minería aplican herramientas de medición en sus negocios. La tendencia es pasar de herramientas descriptivas a las predictivas.

“No se puede gestionar lo que no se mide”. Con este axioma, Ricardo Arce, gerente general de QlikView, sostiene la importancia de la medición de información para mejorar el desempeño de una empresa. Actualmente, las compañías peruanas está cambiando su enfoque en cómo miden y analizan su data, pasando del uso de herramientas descriptivas a las predictivas.

Tradicionalmente, existen cuatro tipo de indicadores: financieros, de mercado, operativos y de gestión humana. Y cada indicador pasa por distintos estadíos: descriptivo (qué está pasando), analítico (por qué está pasando)y predictivo (qué pasará).

“El tercer estadío es el menos explorado localmente. Qué va a pasar después, anticiparse a qué puede pasar, qué es lo que mis clientes van a comprar, dónde van a comprar, cuándo van a comprar (…) Esa es la frontera en la que se encuentran la mayoría de empresas, entre medir lo que tienen actualmente a ser predictivas, anticiparse en base al análisis de su información”, señala el ejecutivo de QlikView.

Las industrias que utilizan mejor este tipo de soluciones son las que tradicionalmente están tradicionalmente a la vanguardia de la tecnología como la industria financiera, los bancos y el sector de consumo masivo. En el plano local, destaca la minería.

La particularidad del sector financiero es que, debido a la naturaleza pública de la información, se más fácil analizar la competencia y conocer, por ejemplo, cuál es el benchmark o el costo income de un banco. En cuantos a los ‘retailers’, la cantidad de información que manejan les obliga a una gestión automatizada de datos.

“Un supermercado tipo Cencosud maneja casi cuatro millones de transacciones diarias, equivale a más de 100 millones de transacciones al mes. El banco más grande del Perú maneja más de 20 millones de transacciones mensuales”, señala Arce.

En la industria de consumo masivo, la medición de información, como parte de una estrategia de Business Intelligence, y el uso de canales tradicionales de distribución hacen que se posicione mejor la marca y se promocionen los productos. Aquí, también entra a tallas la información pública de redes sociales para ver qué están diciendo la gente. Un ejemplo es la estrategia online de Telefónica móviles.

En el plano nacional, también destaca el sector minero. El análisis de datos está enfocado no hacia el mercado sino hacia la productividad.

“ Southern Perú maneja de manera muy precisa sus rubros tanto logísticos -los insumos que compran como la parte de mantenimiento (…) Una de las mayores palancas de valor dentro de una minera es el mantenimiento de sus equipos, anticipar cuando una máquina va a fallar, qué tipo de insumos pueden concentrar para disminuir costos”, indica.

La industria de servicios y el Gobierno, en rubros como seguridad ciudadana o servicio de salud, todavía no utilizan este tipo de soluciones de BI.

Para Arce, la implementación de soluciones, como las que vende QlikView, ya dejó de ser cara.

“Típicamente, las inversiones en este tipo de soluciones son importantes y con tiempos de desarrollo muy largos… La implementación promedio de una herramienta de negocios es de año y medio. Son (proyectos) monolíticos, grandes, complejos y caros”, explica.

Ahora, con la tendencia de Data Discovery, una empresa grande o una pyme puede aplicar herramientas muy ligeras en su implementación y en su inversión.

“Este grupo de herramientas, que hay varias en el mercado, han roto ese paradigma, han hecho que el análisis de la información sea mucho más accesible”, expresa Arce.

Gestión

Portal Minero