Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Perú

Miércoles 11 de Junio de 2014.- A partir del próximo 8 de diciembre, los activos de Doe Run Perú tendrán un nuevo dueño, luego de que ayer la junta de acreedores presentara el cronograma para la venta de los activos de la empresa. No se tiene pensado despedir a ningún trabajador.

La cual incluye el complejo metalúrgico de La Oroya y la mina Cobriza y se realizará a través de una subasta internacional a cargo del banco suizo UBS.

Ayer, en las instalaciones del Instituto de Ingenieros de Minas, la junta de acreedores se reunió por casi dos horas con la empresa administradora Right Business y consiguieron aprobar este cronograma que recién hacia finales de octubre revelará las ofertas presentadas por los postores interesados.

En ese sentido, Enrique Vivot, representante de UBS, anotó que los tiempos del cronograma del proceso de la subasta no son ni muy agresivos ni muy conservadores, y más bien responden a la actual situación, por lo cual serían factibles de cumplir.

Se debe recordar que actualmente la empresa se encuentra en un proceso de reestructuración, que dada esta nueva decisión iría hasta un par de meses antes de la venta de la empresa.

De acuerdo con Rocío Chávez, representante de Right Business, empresa a cargo de la administración temporal de Doe Run, en este momento se dan las condiciones propicias para salir inmediatamente a la venta.

Se pudo conocer que el 100% de los acreedores, entre los que se encuentra el Estado peruano, estuvieron de acuerdo con la medida.

“Estamos haciendo todo lo necesario para que esto sea viable y funcione una venta que permita que el negocio siga funcionando, tal vez la empresa ya no, pero sí el negocio”, refirió Ayar López-Cano, de Right Business.

Precisó además que no se tiene pensado despedir a ningún trabajador, y que la reciente salida de trabajadores fue en base a un programa de desvinculación con incentivos.


Logro de trabajadores

Luis Castillo, delegado titular de las acreencias laborales de los trabajadores, saludó que la exigencia de esta parte interesada tenga este cambio de destino, pues se advertía una liquidación simple con lo que los trabajadores quedaban fuera de la empresa.

Reconoció que sin la presión ejercida por los trabajadores de la empresa no se hubiera logrado que salga este programa que permitirá la llegada de una inversión tan necesaria para esta zona del país. Por ello, garantizó que no habrá medidas de fuerza en La Oroya.

“El respaldo que ha recibido UBS para llevar adelante el proceso de venta y lograr que el 8 de diciembre del 2014 haya un nuevo operador deja satisfechos a los trabajadores de La Oroya y la mina Cobriza, así como a la región centro”, sostuvo.

Asimismo, Castillo precisó que cuando los trabajadores pidieron pasar de una reestructuración en marcha a una liquidación era con la garantía del principales acreedor, que es el Estado, para que no se despidan trabajadores.

“Hoy existe un compromiso de no tocar a ningún trabajador y tampoco lo permitiríamos”, aseveró.


Se reducirán sueldos de funcionarios

Se pudo conocer que en la reunión de ayer hubo un compromiso de los funcionarios de Right Business de reducirse en 50% sus honorarios, como medida de austeridad y con la finalidad de estabilizar la caja de Doe Run.

“Frente a la medida de invitación y presión al retiro a un grupo de trabajadores de parte de los administradores, han decidido bajarse esa planilla dorada. Esperamos que no sea una pose demagógica, porque vamos a controlar que este acuerdo se ejecute desde junio”, advirtió Castillo.

Es importante recordar que a la fecha se cumplió con la implementación de los Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) para las plantas de zinc y plomo, restando la planta de cobre.

Cronicaviva.com.pe

Portal Minero