Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En una extensa entrevista publicada este fin de semana, el titular de Energía reafirmó su convicción para el rechazo a HidroAysén, pero insistió en la necesidad de impulsar todo tipo de proyectos.

Lunes 16 de Junio de 2014.- “Este país tiene instituciones, el Consejo de Ministros lo integran personas con personalidad, con trayectoria y opinión propia”. Así de claro fue el Ministro Máximo Pacheco para responder a quienes señalan que la revocación de la RCA del proyecto HidroAysén estaba resuelta, y que el Comité de Ministros solo habría servido como una suerte de contexto dramático o “show”. “Sería una falta de respeto a lo que somos como país”, señaló en entrevista con El Mercurio, publicada este fin de semana.

En este sentido, afirmó que los integrantes del comité tenían plena libertad para haber fallado a favor del proyecto, pese a los dichos de la Presidenta Michelle Bachelet mientras se encontraba en campaña, respecto de que éste era “inviable”. “No condicionó nuestro voto”, aseguró el titular de Energía: “Somos ministros de Estado y respondemos frente a la ley por el cumplimiento fiel de nuestras responsabilidades”.

Pacheco asegura incluso que, durante estos primeros meses del gobierno, la mandataria ni siquiera le ha tocado el tema. “No da para sobreentendidos: voté con total claridad y confianza y con total tranquilidad”, indicó. Y respecto al carácter “político” que habría tenido la determinación  señaló: “¿Sabe lo que era ‘político’ aquí? Era pegarle un chute, postergarlo, buscarle una solución a medias, retrotraer el proyecto a la fase uno. No… Yo prefiero ponerme colorado y decir: sabe que más, este proyecto no tiene la información de ingeniería suficiente, y por lo tanto, la reclamación que se ha hecho es válida”.

La autoridad cree que al gobierno le “sobró liderazgo político” para abordar el tema. Además, asegura, se realizó el proceso con muchísima seriedad. “Le he dedicado a este tema semanas”, señaló Pacheco a El Mercurio: “tengo plena conciencia de que había que estudiarlo bien y a fondo”, afirmó.

En la conversación aprovechó además de marcar distancias respecto del caso de Barrancones. “En el caso nuestro, es distinto. El Comité de Ministros está dentro de la institucionalidad”, dijo, lo que a su juicio contrasta con la intervención del ex Presidente Sebastián Piñera para que se detuviera el proyecto. “Barrancones cumplió con todos los trámites, tenía los permisos, y cuando todo eso había terminado, el proyecto se paró”, enfatizó el Ministro.

“No se puede comparar membrillos con helados. El caso de HidroAysén, nosotros lo reencauzamos a la institucionalidad, y resolvimos con claridad, decisión y valentía. Políticamente había otras soluciones”, remata en la entrevista.

Con todo, el secretario de Estado remarcó la importancia de tener una matriz energética “re-balanceada”, una idea que por cierto incluye todos los tipos de generación: “La Agenda de Energía establece con todas sus letras que debemos utilizar los recursos hídricos del país para generar electricidad. La Región de Aysén necesita dramáticamente energía, porque hoy tiene energía insuficiente y carísima, para poder avanzar en su industrialización”, aseguró.

Ante la pregunta de El mercurio sobre las Modificaciones que podrían hacerse al proyecto, para que este fuera aprobado en un nuevo trámite, Pacheco se limitó a decir que “cualquier privado en Chile tiene el derecho a presentar los proyectos que estime interesantes y atractivos. Aquí hemos dicho que hay un déficit de energía, de infraestructura en generación y transmisión, y eso crea una enorme oportunidad para el sector privado”.

“No hemos desarrollado las inversiones que el sector necesita en generación y transmisión”, reconoce el Ministro. Por eso –señaló- la Agenda de Energía marcó compromisos concretos y con plazos, que serán monitoreados por una empresa de ingeniería que apoyará a la cartera en el “control y seguimiento” de las iniciativas. “Vamos a evaluarla como un proyecto”, comentó, pues aunque "era mucho más fácil hacer una agenda filosófica, la gracia de la Agenda es que es participativa, clara, ambiciosa y con metas sobre las cuales hay que rendir cuentas”.

 

Portal Minero