Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

Jueves 19 de Junio de 2014.- El gobierno de Canadá envió una señal favorable a las empresas petroleras para extraer de Alberta su petróleo, tras la decisión de aprobar la construcción del controvertido oleoducto Northern Gateway (Puerta Norte), destacan hoy medios digitales.

La conclusión de Ottawa, que se conoció la víspera, ocurre unas semanas después de que Estados Unidos aplazara con fecha indeterminada su postura sobre otro controvertido proyecto: el oleoducto Keystone XL, que debía conectar el oeste de Canadá con su costa en el golfo de México.

Puerta Norte uniría a la provincia de Alberta con la costa del océano Pacífico, pese a la oposición de grupos indígenas, comunidades y organizaciones ecologistas.

La conductora, de la empresa de energía Enbridge, transportaría más de medio millón de barriles de petróleo desde los yacimientos petrolíferos de la occidental provincia canadiense.

"Se necesitan más consultas con las comunidades aborígenes, establecidas entre las 209 condiciones (para poder construirlo), así como en el marco del procedimiento previsto para la expedición de permisos y aprobaciones regulatorias", expresó la administración del primer ministro Stephen Harper al argumentar su conclusión.

Tras conocer la noticia, el líder del opositor Nuevo Partido Democrático, Thomas Mulcair, dijo que Harper "ha excluido el proceso de evaluación ambiental".

Mientras, el líder liberal, Justin Trudeau, subrayó que el proyecto amenaza no solo a la economía costera de Columbia Británica, sino también a los puestos de trabajo de miles de habitantes de la provincia que viven a lo largo de las costas del océano frente a la provincia, debido al peligro de derrames.

Entretanto, el gran jefe de la Unión de los Pueblos Indígenas de Columbia Británica, Stewart Phillip, advirtió que lucharían ante la corte junto a todos aquellos que se oponen al proyecto.

El norte de Alberta tiene la tercera reserva petrolera del mundo, con fuentes probadas de 170 mil millones de barriles. Actualmente produce dos millones de barriles diarios.

Según medios de prensa digitales, la compañía Enbridge propone desde hace 10 años construir gasoductos de mil 200 kilómetros para transportar 525 mil barriles de bitumen por día a través de Columbia Británica pasando por dos puertos de montaña y unos 800 ríos.

El trayecto del producto viscoso llegaría a Kitimat, ciudad portuaria de ese territorio, donde los superpetroleros lo llevarían a través del océano Pacífico.

Para la empresa, el proyecto es ganancia neta, pues Columbia Británica obtendría un ingreso de miles de millones de dólares durante 30 años, además de crear 560 mil puestos de trabajo a largo plazo y tres mil empleos.

Sin embargo, quienes se oponen a Northern Gateway afirman que no se ha tenido en cuenta el grave impacto sobre las comunidades, el medio ambiente y el planeta.

Prensa Latina

Portal Minero