Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La autoridad cuestionó el nivel de desigualdad existente en el país e hizo un llamado al empresariado a trabajar en conjunto para elevar la productividad. “Chilenos trabajan muchas horas al día, pero su rendimiento es bajo, comparado con la OCDE”, subrayó.

Viernes 20 de Junio de 2014.- Un mecanismo orientado a reducir la desigualdad y eliminar la inequidad. Así definió la subsecretaria de Economía, Katia Trusich, el principal objetivo del proyecto de reforma tributaria que impulsa el Gobierno. La autoridad representó anoche a la Presidenta Michelle Bachelet en la Cena Anual del Comercio 2014, organizada por la Cámara Nacional de Comercio. En su discurso aseguró: “Hoy, Chile está casi enfermo de desigualdad”. Y agregó: “Si quiere avanzar hacia un desarrollo económico y social más integral, requiere de políticas de desarrollo económico más inclusivas”.

Afirmó que el proyecto tributario, además de ser un instrumento que permitirá recaudar US$ 8.200 millones, contribuirá con una disminución de la alta desigualdad de ingresos que existe en el país. “Los nuevos ingresos fiscales serán cancelados por el 10% más rico de la población”, subrayó. Añadió que la reforma evitará la inequidad horizontal que hoy existe entre los ingresos de capital y del trabajo. “Mientras los primeros pueden postergar indefinidamente su pago a través del FUT, los trabajadores deben cancelar sus impuestos sobre una base devengada, independientemente si esas remuneraciones fueron ahorradas o no”, manifestó.

La productividad fue otro de los aspectos que expuso como desafío la subsecretaria. A su juicio, los chilenos trabajan muchas horas, pero su rendimiento es bajo en comparación con los países de la OCDE. Para elevar el indicador, recordó, la Presidenta ya anunció una Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento, donde están comprometidos US$ 1.500 millones para el período 2014-2018. “Lo que buscamos es crear incentivos que permitan aumentar la productividad y ‘pari passu’ aumentar también las remuneraciones de los trabajadores”, dijo. Entre las medidas planteadas en esa dirección figura la capitalización de BancoEstado en US$ 500 millones, el incremento en el Fondo de Garantía de la Pequeña Empresa en US$ 50 millones y la creación de 50 Centros de Desarrollo Empresarial en las principales ciudades del país.

Trusich también cuestionó la estructura exportadora del país. “El crecimiento económico está basado en una estructura primaria exportadora, donde el cobre representa un 60% del total de nuestros envíos. Esta situación debe cambiar, porque los rendimientos en las inversiones mineras son cada vez más decrecientes”, explicó. “Estamos llegando al final de un ciclo económico que nos obliga a cambiar nuestra matriz productiva, incorporando más valor agregado y un mayor grado de sofisticación a nuestra producción de bienes y servicios”, añadió.

Por último, llamó al empresariado a “sumarse en esta gran gesta por la productividad del país (...) Necesitamos seguir dialogando y trabajando en conjunto entre los sectores público y privado”. 

Emol

Portal Minero