Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Internacional

La nueva entidad estará formada por una agencia Rusa, una China y una compañía estadounidense, y el objetivo es poder disputar la hegemonía que tienen hoy las tres principales agencias calificadoras.

Lunes 23 de Junio de 2014.- Rusia y China están lanzando su propia agencia internacional de ráting, con la que competirán en los mercados con las agencias tradicionales como Standard & Pooor’s, Moody’s y Fitch, todas ellas con base en Estados Unidos. La nueva agencia de calificación crediticia se llama Universal Credit Rating Group (UCRG) y está formada por la unión de tres agencias de ráting: Dagong, de origen chino, Rusal, de origen ruso y la estadounidense Egan-Jones.

El objetivo de esta unión es acabar con lo que consideran un monopolio de las tres agencias calificadoras norteamericanas. Piensan que éstas sólo sirven a los intereses particulares de Estados Unidos y que, por tanto, su actuación no es imparcial. En este sentido, China es acreedora neta de Estados Unidos y, al igual que da crédito, quiere también dar rátings.

La unión de estas tres agencias emergentes aboga por un sistema financiero multinacional y multipolar mediante la creación de sus propias agencias de ráting, sus propios terminales de información económica -la competencia de Bloomberg o Reuters- y sus propias redes de información.

Este proyecto se está construyendo a toda velocidad con la presencia de personalidades reconocidas en el mundo occidental, especialmente para España y Europa. Es el caso del Presidente del Consejo Asesor de UCRG, cuyo cargo ostenta el ex-primer ministro de Francia Dominique de Villepin. En una entrevista con el director del programa Capital Asia y corresponsal en China, Alberto Lebrón, Villepin ha subrayado que “en este momento continuamos sacando lecciones de la crisis financiera de 2008, la cual fue sobre todo una crisis de crédito en los países deudores como Europa o Estados Unidos [...] Necesitamos, ante todo, un sistema financiero que nos dé estabilidad y el cual tenemos que trabajar todos los días para ganarnos dicha estabilidad”.

Villepin continúa analizando la dependencia de las distintas economías del dólar: “el Consejo que presido propondrá una reforma del sistema internacional. Tener varias monedas como elementos de referencia sería más importante para la estabilidad mundial, no sólo el dólar sino también el euro, el yen o el yuan". En este sentido, UCRG pondrá en marcha un sistema de ráting novedoso y de naturaleza dual: un ráting local y un ráting general para todas y cada una de las empresas.

De esta forma, creen que se apreciará mejor la realidad financiera de cada uno de los sectores, su relación con la economía y la realidad interna de las empresas en su sector.

"Cambiar el poder, dar más poder a los países acreedores” son las claves de la nueva agencia de ráting. Será el contrapeso para un sistema que ha sido muy dañado por las agencias de ráting tradicionales, las cuales según Villepin agravaron la crisis de 2008. Este nuevo cauce es independiente y será una empresa privada frente a una alternativa pública que se planteó en Europa. A juicio de Villepin, un agente público no tiene buenos incentivos para lanzar rátings fiables e independientes.

La nueva vía abierta, con el consejo de personalidades como Villepin o el antiguo ministro de Exteriores ruso Ivanov, romperá antiguos monopolios y aportará “aire fresco” a un mercado extraordinariamente importante para la estabilidad financiera.

Oro y Finanzas

Portal Minero