Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

La burocracia y también una falta de seguimiento de los interesados a las presentaciones están entre las principales causas.

Miércoles 06 de Agosto de 2014.- Los trámites de licencia ambiental tardan entre 6 meses y un año en Bolivia, debido fundamentalmente a la burocracia y a la negligencia de los interesados, que inician el trámite y no hacen un seguimiento; informaron representantes del Ministerio de Medio Ambiente y Aguas de Bolivia.

Ivanna Bellido, del departamento de Potosí, refirió que muchos de los interesados que tienen concesiones en lugares alejados de los centros urbanos presentan documentación incompleta, se olvidan de hacer seguimiento, no subsanan a tiempo las observaciones, abandonan los trámites y se dejan vencer los plazos, mientras se dedican a trabajar sus minas aún sin los documentos.

“Las licencias ambientales a las unidades productivas mineras las otorga el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, previa revisión del Ministerio de Minería que siempre tiene observaciones de forma y fondo, antes de devolver la documentación al Ministerio de Medio Ambiente, donde las categorizan y después emiten informes complementarios antes de otorgar la licencia”, detalló Bellido.

El lunes pasado, en tanto, Félix Callata, del departamento de Oruro, reportó que el 40% de las 200 empresas mineras identificadas en la zona no contaba con licencia ambiental. Consultado sobre las razones, dijo que algunas están en pleno proceso de trámite, otras en etapa de cierre y algunas en procesos administrativos justamente por incumplimiento de normativas medioambientales. En este sentido, Bellido agregó que un 80% de las empresas que operan sin licencia en el municipio de Tacopaya, cercano al río Pilcomayo, se encuentran en proceso de legalizar su situación, tanto en el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas como en el de Minería y Metalurgia.

Callata y Bellido clarificaron que, en todo caso, las gobernaciones no otorgan licencias ambientales a las operadoras mineras, sino solamente para trabajos de exploración y que son los municipios los que otorgan licencias a las comercializadoras de minerales. Sin embargo, el control de licencias sí es competencia de las gobernaciones.

Félix Callata advirtió a las empresas mineras que fueron encontradas trabajando de manera clandestina en Oruro que no podrán reiniciar sus labores si no presentan la licencia ambiental. Además, anunció una inspección conjunta con el Ministerio de Minería y Metalurgia a las operaciones mineras de la región, para controlar el cumplimiento de normas medioambientales. 

Los municipios con más operadores mineros son Huanuni, Poopó, Machacamarca, El Choro, Toledo y Oruro; indicó.

Los Tiempos

Portal Minero