Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Gremio denuncia que hay productos, provenientes principalmente de China, que no cumplen con las normas exigidas en el país, lo que le resta competitividad al rubro.

Jueves 07 de Agosto de 2014.- Los altos costos de la energía, las importaciones de acero que no cumplen con las normas del país y la incertidumbre que se vive por la discusión de la reforma tributaria son, a juicio del Presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos y Metalmecánicos (Asimet), Gastón Lewin, los principales factores que han afectado a la industria metalmecánica y siderúrgica en los últimos años.

“Esperamos que la letra chica de la reforma tributaria esté alineada con lo que se ha planteado, con lo que ha presentado la Sofofa y las grandes cúpulas empresariales, y que sea claro y permanente en el tiempo para poder, de alguna manera, disminuir la incertidumbre que existe”, comentó.

En cuanto al alto costo de la energía, afirmó que si bien los afecta, lo hace en menor medida que al rubro minero. “El sector metalúrgico es un proveedor de los proyectos mineros, por lo que también nos pega muy fuerte que estos planes no se lleven a cabo. Hay también un efecto de energía, pero en menor medida que en la minería”, aclaró.

Precisó que un tema relevante son las condiciones comerciales en que se está compitiendo. Explicó que la competitividad se ve afectada por las importaciones de acero, principalmente de Asia que, a su juicio, no cumplen con las normas.

Un estudio realizado el año pasado por el Instituto Chileno del Acero reflejó que el 49% de las barras de acero para hormigón armado importadas no cumplía con los requisitos señalados en la norma chilena de producto NCh 204of 2006. Entre los aspectos que considera dicha norma se encuentran la resistencia a la ruptura y la cantidad de masa.


Firmas afectadas

Estos aspectos han llevado a que un total de nueve empresas del sector haya cerrado, total o parcialmente, entre el año pasado y el presente ejercicio. Entre ellas se encuentran Pomos, firma que elaboraba envases de aluminio y que cerró todas sus operaciones en el país. A esta se sumaron Madeco, Indalum -ligada a la fabricación de perfiles de aluminio-, Stretto -que realizaba grifería- y Almarza, que poseía una planta de tubos y perfiles de acero. Además Gerdau cerró una planta de trefilado, y Huachipato, su unidad de laminado. En tanto, Mabe y Somela trasladaron su producción a Ecuador y Brasil.

Lewin explicó que existen compañías que ante estos factores han empezado a mezclar la importación de productos con la manufactura local para así adecuarse y mantenerse. Sin embargo, se advierte un riesgo de que otras firmas cierren. Agregó que se podría llegar hasta 20 o 25 compañías al término de 2014.

Precisamente en la jornada de hoy, el ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco, presentará un plan de desarrollo productivo para que este sector pueda ser más competitivo.

En relación con el empleo, Lewin estimó que este año el rubro perderá del orden de 11 mil puestos de trabajo. “Significa un 6% del empleo que entregamos, el que es de 180 mil puestos laborales. Este año se va a reflejar el total de las empresas que cerraron en 2013, que fueron terminando sus actividades en distintos meses”, explicó el Presidente de Asimet.

El Mercurio

Portal Minero